Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Las obras más urgentes en la red de saneamiento de Huesca costarán 1,8 millones de euros

El Ayuntamiento oscense presenta ante la Subdelegación del Gobierno y la DGA la petición de fondos para financiar los daños provocados por la tormenta.

Empresas afectadas en el polígono Sepes.
Empresas afectadas en el polígono Sepes.
Javier Broto

El Ayuntamiento de Huesca no tiene medios económicos suficientes para hacer frente a los gastos de emergencia y a la reparación de las infraestructuras y bienes municipales dañados por la tormenta que el martes inundó varias zonas de la ciudad al colapsar la red de saneamiento. El alcalde, Luis Felipe, ha enviado una petición de fondos a la Subdelegación del Gobierno y al Gobierno de Aragón.

Las actuaciones de reparación se han valorado en 142.000 euros, pero hacen falta casi dos millones de euros para acometer de forma urgente obras en las calles de San Lorenzo y Padre Huesca que eviten que la situación vuelva a repetirse al menos en esta parte de la ciudad.

Según el informe del servicio municipal de Urbanismo sobre la de tempestad del martes por la tarde, que dejó 32 litros por metro cuadrado en 20 minutos, hay cuatro intervenciones urgentes que deben llevarse a cabo "en la medida de las posibilidades que el Ayuntamiento disponga para evitar nuevos daños en esos puntos". Se trata de obras en la casa consistorial, el alcantarillado de la calle de Goya y la renovación de las redes de saneamiento en las de San Lorenzo y Padre Huesca. Las dos primeras son menores y suman 9.000 euros, pero las otras, para las que aún no existe proyecto, requieren de una inversión de 1,8 millones de euros.

En la parte baja de estas dos calles, que desembocan en la plaza de Santa Clara, es donde se produce una mayor acumulación de agua cuando hay lluvias como la del martes. Aunque no se registraron daños en la vía pública sí se produjeron en locales particulares, y de consideración según reconocen los técnicos. El propietario de un garaje de la calle de Padre Huesca comentó el miércoles que el colector colocado recientemente en el Coso Bajo tiene más capacidad que la tubería a la que se engancha en esta zona, lo que provocaría un efecto embudo y las inundaciones.

Conducciones y pavimento

El coste estimado para renovar la red y sustituir el pavimento en la calle de Padre Huesca, desde el cruce con la calle de Fatás hasta la plaza de Santa Clara, es de algo más de un millón de euros. La misma actuación en San Lorenzo, desde la calle Jazmín a la plaza, costará 770.400 euros. Aquí se dará continuidad a la renovación hecha hace un año en la parte superior de la calle.

Independientemente, lo que sí han detectado en el servicio de Urbanismo es que en ambas calles hay un problema de "obstrucción por arrastres de hojas y suciedad" en las rejillas, que con tormentas así "es tan inevitable como perjudicial". Según explican, al no entrar el agua por ellas, discurre en más cantidad y a mayor velocidad por la superficie. Es un problema que se afecta a otras calles que también son escorrentías naturales del centro histórico, en la parte alta.

Las de estas dos vías serían las primeras obras de envergadura para atajar las inundaciones, pero serán necesarias otras incluso más costosas en la red general de saneamiento, los colectores y los barrancos como el del polígono Sepes, según ha avanzado ya el alcalde, Luis Felipe.

Acogerse a las subvenciones del real decreto para situaciones de emergencia o naturaleza catastrófica es el primer paso de los muchos que el gobierno municipal debe dar para afrontar los daños y dar solución a unos episodios que se están repitiendo con frecuencia porque el sistema de aguas residuales y pluviales se colapsa.

La subdelegada del Gobierno, María Teresa Lacruz, manifestó ayer que ya ha informado a la Dirección General de Protección Civil de Interior "sobre la severidad de la tormenta y la importancia de los daños que ha ocasionado". Asimismo, ha contestado a la petición del Ayuntamiento de Huesca para ponerse a su disposición e indicarle qué condiciones necesarias para acogerse a este real decreto y qué documentación hay que presentar.

No obstante, Lacruz dejó claro que el objeto de las actuaciones que pueden recibir la ayuda ha de ser siempre el funcionamiento de los servicios públicos esenciales e imprescindibles para garantizar la vida y seguridad de las personas. Se excluyen los trabajos llevados a cabo con medios municipales, ya sean materiales o humanos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión