Aragón
Suscríbete

Las farmacias ya pueden dispensar medicamentos de manera personalizada

El Colegio de Farmacéuticos de Zaragoza cree que más del 50% de las boticas utilizarán este método.

El Sistemas Personalizado de Dosificación (SPD) de un paciente.
El Sistemas Personalizado de Dosificación (SPD) de un paciente.
Sandra Lario

Desde la pasada semana, los farmacéuticos aragoneses pueden presentar en la DGA la declaración responsable de los Sistemas Personalizados de Dosificación (SPD). Este documento acredita que cumplen los requisitos necesarios para preparar los envases de plástico -blíster- en los que introducirán, de manera personalizada, las medicinas que deben tomar los pacientes. Estas se distribuirán de forma ordenada atendiendo al día de la semana que sea -de lunes a domingo- y el momento del día -desayuno, comida, cena y noche-.

La idea es que puedan acogerse a esta medida aquellos pacientes que estén polimedicados -tomen tres o más pastillas diferentes de manera crónica-, tengan una posología alterna o exista una incapacidad para el cumplimiento del tratamiento. “Los encargados de decidir si una persona cumple los requisitos son los farmacéuticos”, sostiene José Luis Allué, farmacéutico de Farmacia Blasco.

Asimismo, Luis Hernández, vocal de Atención Farmacéutica del Colegio de Farmacéuticos de Zaragoza, señala que lo ideal es que exista una coordinación entre el médico de cabecera y el farmacólogo. Por ello, antes de decidir si una persona puede ser susceptible de tener este tratamiento, se realiza un estudio clínico, “para conocer cuáles son sus dolencias, la medicación exacta que toma y los riesgos y efectos que tiene”.

Este estudio se remite al médico de cabecera, que confirma toda la información. “A partir de ahí, el boticario decide y comienza la elaboración de los blister”, recalca Hernández. El mayor problema que existe en la actualidad es que no todos los medicamentos se pueden guardar en este envase. “Los parches, el jarabe y algún tipo de pastillas como las efervescentes tienen que ir aparte”, ejemplifica Allué. En este caso, en el propio blíster se apunta el medicamento que debe tomar y la posología indicada.

Estos envases se pueden preparar para una semana o para más, con un máximo de cinco. “Lo ideal es que el paciente venga cada jueves o viernes a buscar su blíster de la semana siguiente”, puntualiza Hernández. Sin embargo, recalca que en el caso de que el paciente tome medias pastillas, no se puede dejar una mitad suelta, “por lo que hay que prepararlos para dos semanas”.

De momento, las declaraciones responsables están comenzado a llegar a los diferentes servicios provinciales de la DGA y el Colegio de Farmacéuticos espera que un gran número de boticas se adhieran a esta nueva práctica. “Hicimos el curso que es necesario para dispensar las SPD y vinieron más de 700 farmacéuticos, entre titulares y adjuntos, por lo que creemos que más del 50% de las farmacias lo ofertarán”, puntualiza.

En esta situación se encuentra Allué. “Ahora estoy preparando los papeles para que a la próxima semana pueda empezar a trabajar con este nuevo método”, explica. Al mismo tiempo, asegura que es una medida que todavía hay que perfeccionar, “aunque es muy buena y permite ayudar a las personas más necesitadas”.

El coste de este servicio es algo que todavía se encuentra en el aire. Desde el Colegio de Farmacéuticos de Zaragoza apuestan por que sea de pago, aunque aseguran que tanto ellos como la DGA están buscando alternativas para que los ciudadanos no tengan que desembolsar el importe. De momento, no hay un precio exacto, y su determinación dependerá de las farmacias, pero Hernández afirma que rondará los 30 euros al mes por persona.

La venta 'online' no convence

Otra de las grandes novedades con las que cuentan las farmacias desde este mes es la posibilidad de vender medicamentos -sin prescripción médica- a través de internet. El 1 de julio, las boticas españolas empezaron a enviar solicitudes al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad para poder ejercer en el mundo 'online'. De momento, nueve solicitudes han resultado aceptadas y puestas en marcha, una de ellas, en Aragón. La Farmacia Inmaculada Vázquez Orts es la primera de la comunidad aragonesa autorizada para la venta de medicamentos de uso humano no sujetos a prescripción médica.

Sin embargo, los farmacéuticos no tienen esperanzas de que el número de boticas que se adhieran sea muy amplio. “Es bastante complicado que esta opción convezca a los farmacólogos porque tenemos farmacias hasta en pueblos de poco más de 100 habitantes”, recalca Ramón Jordán, presidente del Colegio de Farmacéuticos de Zaragoza. Además, este tipo de 'e-commerce' no cuenta con las ventajas de otros. “No se pueden hacer ofertas, por lo que la gente preferirá bajar a la botica de su barrio”, sostiene.

Asimismo, los farmacéuticos son los responsables desde el momento de la venta hasta que el producto llega a su destino. Jordán también señala el gasto que supone la apertura de la página web -que tiene que ser diferente a la de parafarmacia- y el sistema de paquetería. De momento, solo una decena de boticas han pedido información al colegio. “Quizás en octubre o noviembre, cuando tenga un poco más de rodaje, se empiecen a interesar más”, puntualiza.

Farmacia Blasco es una de esas que están interesadas en abrir su tienda 'online', sin embargo, la dificultad para asegurar la venta y el transporte ralentiza sus intenciones. “Estamos estudiando cómo mantener un diálogo con el comprador para aconsejarle, e incluso, poder parar la venta si consideramos que la compra no es adecuada para su dolencia”, especifica Allué. Por ello, asegura que tardarán un poco más en ponerlo en marcha. “No nos preocupa, preferimos hacerlo bien a que exista cualquier problema, además, en la actualidad, los pacientes aragoneses no tienen la necesidad de comprar por internet los medicamentos”, especifica.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión