Despliega el menú
Aragón

Familiares de las seis víctimas aragonesas de los Alpes acuden a un sepelio común en Francia

Una fosa en Le Vernet acogerá los restos sin identificar del siniestro del Airbus.

Familiares de los fallecidos ya asistieron a Le Vernet cuando se instaló un monumento funerario. efe
Familiares de las seis víctimas aragonesas de los Alpes acuden a un sepelio común en Francia
efe

El Gobierno francés enterrará mañana los restos no identificados de los 150 fallecidos en el accidente del avión Airbus A320 que se estrelló en los Alpes en marzo. Han instalado una fosa común en Le Vernet, el municipio francés más próxima al lugar del siniestro y el acto va a ser "absolutamente privado", sin que se permita la presencia de medios de comunicación. Hoy, las familias de las seis víctimas aragonesas partirán en un avión fletado por Lufthansa, desde Barcelona a Marsella, dentro del grupo de 52 españoles que fallecieron en el siniestro. El Gobierno francés ha invitado a todas las familias de las víctimas para que acudan y puedan llevar fotografías, textos o recuerdos de los fallecidos en el entierro de sus restos.

Los afectados aragoneses consideran este entierro como "el último acto de duelo" por la sucesión de actos por los que han pasado desde que ocurrió el accidente el pasado 24 de marzo. La empresa alemana Lufthansa trasladó el pasado 15 de junio los restos identificados por un grupo de cien forenses durante dos meses. La funeraria Memoria se ocupó del envío de los fallecidos a sus lugares de origen, si bien llevaron 41 féretros y once urnas con otros que fueron inhumados en Marsella.

Diferentes entierros

Las familias aragonesas realizaron entierros en privado a los fallecidos, como los que se celebraron en Jaca, Urrea de Gaén, Zaragoza y María de Huerva, si bien también hubo actos de homenaje en varias localidades, así como los sepelios de Estado de Colonia (Alemania) y Barcelona. Las víctimas mantuvieron en junio un encuentro particular con la Fiscalía de Marsella en París para ponerse al corriente de la investigación. El juez Javier Gómez Bermúdez, recién nombrado enlace entre España y Francia, acudió al encuentro para prestar a las víctimas españolas toda su ayuda en la instrucción del caso.

Posteriormente, las familias crearon una asociación y eligieron por votación el despacho de abogados que defienden sus intereses, el gabinete Marimón de Barcelona. La instrucción está de momento bajo secreto judicial, pero las familias de las víctimas son informadas directamente a través de correos electrónicos por la Fiscalía de Marsella. Está previsto que se nombren a tres jueces para los procesos que se abran y, de momento, no se han abierto negociaciones entre los abogados de Lufthansa y las víctimas para las demandas e indemnizaciones.

Etiquetas
Comentarios