Aragón
Suscríbete

Más de ochocientos kilómetros

El rally aragonés discurrirá por un terreno difícil, que los pilotos no conocerán hasta
el mismo día de la prueba.

Por caminos polvorientos, pedregales o vadeando ríos. Así puede ser el recorrido de la trigésimo segunda edición de la Baja Aragón, a tenor de las anteriores ediciones, un trazado que se prevé complicado y que discurrirá a través de 49 municipios de la provincia de Teruel y las comarcas zaragozanas de Daroca y Calatayud. Más de 800 kilómetros que los pilotos no conocerán hasta el mismo inicio de la prueba.

En el acto de presentación de la Baja Aragón, el piloto de la Para Baja Miguel Luna, que corre por segunda vez, ya hizo alusión ayer a la complicación de una competición que ha vuelto a lo más auténtico de sus raíces. "El terreno es difícil –explicaba–; igual te encuentras con un río que con una zona de piedras, pero es una experiencia espectacular. Me olvidé de la silla de ruedas".

El formato de la carrera será similar al del año pasado, al disputarse dos tramos separados para coches; uno de ellos de 150 kilómetros, y otro de casi 300 kilómetros. La motos dividirán el recorrido en tres tramos, de 180, 150 y 125 kilómetros.

La cita deportiva arrancará el viernes con una prueba prólogo de 6 kilómetros que determinará el orden de salida de los vehículos durante la carrera del sábado. Las motos y los quads tomarán la salida a las 17.30, mientras que los coches y camiones lo harán a las 18.30. En ambos casos, el punto de partida y de llegada será desde el Palacio de Exposiciones y Congresos de Teruel. La organización sostiene que los participantes comenzarán a llegar el jueves, ya que tanto ese día como el viernes tendrán lugar las verificaciones administrativas y técnicas de los vehículos y pilotos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión