Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Los centros de especialidades cerrarán en agosto por la tarde

Algunos mantendrán el horario reducido incluso hasta mediados del mes de septiembre.

Pese a las críticas generadas en años anteriores, la mayoría de centros de especialidades médicas volverán a cerrar sus puertas por la tarde durante el próximo mes de agosto y, en algunos casos, incluso hasta mediados de septiembre. Si la nueva consejería no da marcha atrás in extremis, las gerencias y diferentes direcciones asistenciales en funciones han dado la orden de suspender las consultas y pruebas vespertinas el próximo mes y así se lo están comunicando a los representantes sindicales y trabajadores.

Algunos centros incluso han ampliado el cierre desde esta segunda quincena de julio hasta mediados de septiembre. Este es el caso del Grande Covián de Zaragoza. En otros, como el de San José se ha tenido que hacer una redistribución de los trabajadores para poder pasar a los empleados que llevaban horario de tarde por la mañana. También confirmaron la medida en el centro Ramón y Cajal, situado en pleno centro de la capital aragonesa.

Mientras, en el Inocencio Jiménez se estaba pendiente ayer mismo de tomar una decisión. Estas nuevas instalaciones tienen una peculiaridad. Desde su traslado a la avenida de Navarra a principios de año, el centro no tiene consultas en horario vespertino, ya que al ser más grande se puede absorber toda la demanda asistencial antes de las 15.00, según explicó el gerente en funciones del sector III, José Antonio Gil Lahorra.

No obstante, Gil Lahorra explicó que en el centro sí que realizan pruebas de rayos por la tarde por lo que ha encargado un informe para ver si es posible trasladar esta actividad por la mañana. "Si no hay problema –señaló–, la intención sería también poder cerrar el centro por la tarde durante el verano".

¿Medida de ahorro?

Los argumentos que durante estos últimos años de penurias económicas han esgrimido algunas fuentes consultadas del Salud y profesionales sanitarios son los económicos, sobre todo, porque durante el mes central de las vacaciones, las consultas y pruebas se reducen significativamente, tanto por las vacaciones de los profesionales como las de los aragoneses. Es un hecho constatado que los usuarios deciden aplazar hasta después de los meses estivales algunas pruebas o consultas.

Sin embargo, también es verdad que esta medida ha generado durante estos años anteriores críticas en algunos sectores sanitarios al asegurar que estaría causando retrasos considerables en las listas de espera de algunas especialidades, que ya acumulan bastante demora durante el año.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión