Despliega el menú
Aragón

Ibercaja coloca 500 millones de euros en deuda subordinada y refuerza su solvencia

La demanda de los inversores institucionales duplicó el volumen de la emisión. Es la primera entidad no cotizada que emite deuda subordinada.

Sede de Ibercaja Banco en la plaza de Paraíso en Zaragoza.
Sede de Ibercaja Banco en la plaza de Paraíso en Zaragoza.
oliver duch

Ibercaja Banco ha cerrado "con éxito" la colocación de una emisión de deuda subordinada (Tier 2 o capital de segunda categoría) por un importe de 500 millones de euros, con vencimiento previsto en julio de 2025 y a un precio de emisión del 100%, según comunicó ayer la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

En su hecho relevante, Ibercaja Banco explicó que está previsto que el desembolso y cierre de esta emisión se realice el próximo 28 de julio, sujeto a la firma del contrato de suscripción, así como al cumplimiento de las condiciones establecidas en el mismo. En concreto, las obligaciones devengarán un cupón fijo anual del 5% hasta el 28 de julio de 2020. A partir del día siguiente devengarán un interés fijo igual al tipo ‘swap’ a cinco años aplicable más un margen del 4,551%. Las obligaciones subordinadas se regirán por el derecho inglés, estando prevista su admisión a cotización y negociación en el Mercado AIAF de Renta Fija, según recoge la comunicación enviada la CNMV.

Esta operación, explicó ayer Ibercaja, eleva su ratio de capital Tier 2 en 200 puntos básicos y refuerza su solvencia, "una de las fortalezas estructurales de Ibercaja y objetivo prioritario de su Plan Estratégico 2015-2017". Y además convierte a la entidad en la primera española no cotizada en realizar una emisión pública de bonos desde el inicio de la reestructuración del sistema financiero español.

Según los datos de Ibercaja, la demanda recibida superó los 925 millones de euros, casi el doble del volumen de la emisión, que finalmente fue suscrita por más de 70 inversores "de primer orden", señaló Ibercaja. El 87% de la emisión se colocó entre inversores internacionales de diferentes procedencias geográficas, con especial presencia del Reino Unido. En cuanto al tipo de inversor, más del 70% de la emisión se colocó entre fondos de inversión, un 16% entre ‘hedge funds’ (fondo de alto riesgo) mientras que el 14% restante fue suscrito por bancos, aseguradoras y banca privada.

"El mix de los suscriptores evidencia un claro perfil de estabilidad y confianza a largo plazo en el proyecto de Ibercaja", señalaron desde la entidad, que explicó que el tipo de interés de la operación se ha fijado en el 5%, "razonable en las actuales condiciones del mercado y características del producto, ya que se trata de un instrumento de capital".

Salida a bolsa

La emisión, cuyos bancos colocadores fueron Barclays, J. P. Morgan, UBS y BBVA, supone añadir 200 puntos básicos de capital al ratio Tier 2 del banco y permite cumplir con los requisitos de Basilea III. Además, explicó Ibercaja, "constituye un primer paso para la estrategia de optimización y diversificación de la base de capital de la entidad tras la integración de Caja3". La culminación de este proceso será la salida a bolsa antes de diciembre 2018.

Con esta colocación de deuda, Ibercaja Banco vuelve a estar presente en los mercados financieros tras cinco años sin realizar emisiones. Ibercaja Banco realizó un ‘road show’ (presentación entre grandes inversores en varias plazas), en concreto en Londres, Fráncfort, París y Ámsterdam en abril, aunque entonces decidió esperar ante el deterioro del mercado por la crisis griega. Ahora, el acuerdo entre Atenas y el Eurogrupo ha devuelto la tranquilidad a los inversores.

La entidad insistió en que la fuerte demanda de los inversores institucionales supone un respaldo a su nuevo Plan Estratégico, cuyos objetivos son alcanzar una rentabilidad sobre los fondos propios tangibles del 10%, una ratio de capital de máxima calidad (‘fully loaded’) del 10% y una ganancia de cuota de mercado minorista de 10 puntos básicos al año.

Etiquetas
Comentarios