Aragón
Suscríbete

El Museo de Albarracín explora la cerámica actual de Ángel Garraza

El artista navarro expone durante el verano obras de dos de sus últimas series, ‘Cosas y causas’ e ‘Interiores iluminados’.

La cerámica creativa y contemporánea del artista navarro Ángel Garraza dialoga este verano con los alfares medievales de las colecciones del Museo de Albarracín. Y es que varias obras de dos de sus últimas series, ‘Interiores iluminados’ y ‘Cosas y causas’ ocupan hasta el próximo 27 de septiembre las dos salas de exposiciones temporales de este centro en una actividad organizada por la Fundación Santa María. La muestra se titula ‘Causas interiores’

Ángel Garraza fue incluido como referente indiscutible de la cerámica por el Taller-Escuela de Muel y la Diputación Provincial de Zaragoza. junto a otros nombres como Enric Mestre, Arcadio Blasco, María Bofill o Madola.

En una de las estancias Ángel Garraza crea un laberinto de cabezas enigmáticas en rojo y negro a través de 16 de ellas suspendidas del techo a diferentes altura, algunas de ellas a tan solo 30 centímetros del suelo, de tal forma que el espectador no tiene más remedio que sortearlas y pararse a contemplarlas. Todas luces, a modo de imágenes adheridas, "elementos simbólicos que aluden a cuestiones de la vida y a esas obsesiones vitales que tenemos los seres humanos", explica Ángel Garraza. El artista aprovecha la existencia en esta dependencia de una antigua chimenea para colocar bajo ella, a "modo de rescoldos del hogar", dos botas iluminadas.

Poner luz a las contradicciones

En otra de las estancias, el montaje comprende una docena de piezas, de las 36 que conforman el mural que da título a la serie ‘Cosas y causas’, en las que juega con tres figuras: esa omnipresente cabeza, el reloj de arena que alude al paso del tiempo y una sencilla casa trazada con cinco líneas. La instalación se completa con cuatro parejas de rostros en los que horada la superficie con intención de mostrar lo oculto en su interior, para terminar dotando de luz al cerebro humano.

Es la primera vez que Ángel Garraza muestra su trabajo en Albarracín, aunque en Aragón sí se han podido ver sus obras en la sala CAI Luzán de Zaragoza en 2008 y en el Centro Muel en 2013. "Estuve en Albarracín hace 40 años, la recordaba ya espectáculos y me he encontrado con una localidad muy bien conservada y transformada", asegura.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión