Aragón
Suscríbete

El Ayuntamiento agota la partida de ayudas urgentes tras aumentar las peticiones un 43%

Ampliará los fondos en 2 millones al acabarse los 7,3 previstos para todo el año.

Luisa Broto, ayer, en la comisión de Derechos Sociales.
Luisa Broto, ayer, en la comisión de Derechos Sociales.
Aránzazu Navarro

Los 7,3 millones previstos en el presupuesto del Ayuntamiento de la capital aragonesa para atender las ayudas de urgente necesidad de 2015 ya se han agotado a mitad de año. Esta situación, que se produce por un acusado aumento de las solicitudes durante el primer semestre (más de un 43%), ha obligado al gobierno municipal de Zaragoza en Común (ZEC) a plantear una modificación presupuestaria de 2 millones de euros, a la espera confirmar cómo evolucionan las peticiones de ayudas en los próximos meses.

Este fue el asunto más destacado que se abordó ayer en la primera comisión plenaria de Derechos Sociales de la nueva corporación, en la que la titular del Área, la vicealcaldesa Luisa Broto, detalló algunas de sus propuestas de futuro. Pero fue la concejal del PP Reyes Campillo la que puso en evidencia la situación de la partida. Según el servicio de Contabilidad, a fecha 14 de julio se habían retenido ya 7,5 millones de los 7,3 presupuestados, por lo que el déficit era de 188.820 euros. En el primer semestre, se han solicitado 20.213 ayudas.

Ante esto, mañana se acordará una modificación presupuestaria que tendrá que ser ratificada en el pleno del lunes, por valor de 2 millones de euros. La mayor parte de los fondos se detraen de intereses de la deuda, un capítulo que suele actuar como colchón a lo largo de un ejercicio, además de algunas partidas menores. Entre ellas, figuran los 20.000 euros del estudio de remunicipalización de las contratas, una de las prioridades de ZEC.

Luisa Broto asumió que la partida de ayudas urgentes está agotada y cifró en unos 10 millones las necesidades para todo el ejercicio. La concejal de Derechos Sociales indicó que con los 2 millones se podría llegar a fin de año, aunque no descartó hacer uso de la partida de un millón de euros para becas de comedor. Señaló que la demanda se ha incrementado, entre otros motivos, por el retraso que arrastra la concesión de otro tipo de ayudas, como el Ingreso Aragonés de Inserción (IAI), que gestiona la DGA.

La concejal del PP Reyes Campillo aseguró que los dos millones de euros serán insuficientes y precisó que el incremento de las solicitudes obedece al cambio del reglamento de ayudas de urgencia, que amplía el abanico de opciones de subsidio. A su juicio, harán falta "5 o 6 millones más" para llegar a final de año.

Por parte del PSOE, la edil Lola Campos expresó su disposición a apoyar a ZEC para cumplir con el plan de choque y suplementar las partidas. La concejal de Ciudadanos Cristina García coincidió en "tender la mano" al gobierno para resolver los problemas de carácter social. Carmelo Asensio, de CHA, se manifestó en parecidos términos, pero señaló que es demasiado "ajustada" la modificación de 2 millones para ayudas urgentes.

Al margen de la cuestión de las ayudas urgentes, Broto destacó que plantea cambios "de calado" en las políticas sociales y citó una próxima reorganización del área, así como la presentación en septiembre de las principales medidas del plan de emergencia. Afirmó que "el gasto social debe ser una prioridad presupuestaria" y que "no existe mejor inversión que la que se hace en las personas". "La dignidad va más allá de la comida y el techo", dijo la responsable municipal.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión