Despliega el menú
Aragón

Educación dice que el instituto de Villanueva es una obra "urgente" y se construirá en esta legislatura

La DGA encargará la redacción del proyecto en cuanto se decida la ubicación.
El Ayuntamiento busca alternativas a la parcela elegida en 2011, que requiere una inversión no prevista de un millón de euros.

Los nuevos responsables del Departamento de Educación consideran que el instituto de Villanueva de Gállego es una obra "urgente" y se comprometen a incluirlo en el listado de nuevos centros que se construirán a lo largo de esta legislatura –el plan de infraestructuras educativas 2016-2019–. De hecho, el secretario general técnico de la consejería, Felipe Faci, ha enviado ya una carta al Ayuntamiento solicitándole que comunique cuanto antes la ubicación definitiva del futuro equipamiento para que se pueda encargar la redacción del proyecto.

Sin embargo, esta buena noticia para las reclamaciones de Villanueva –al menos, como declaración de intenciones– se ha visto empañada por las dificultades que han surgido para decidir dónde se construirá el instituto. Hace menos de un mes, los técnicos de Educación advirtieron al Consistorio de que la parcela elegida y cedida en 2011 –situada junto al centro deportivo– necesita unos trabajos previos de relleno que según el informe técnico que acaba de recibir el equipo de gobierno costarían casi un millón de euros.

Antes de tener cuantificado ese gasto, y previendo la necesidad de buscar alternativas, el alcalde, Mariano Marcén, de Ciudadanos, encargó una valoración sobre cuánto costaría urbanizar los terrenos del campo de fútbol antiguo para construir allí el instituto. En este caso, la arquitecta calcula que los trabajos supondrían una inversión de casi 1,4 millones y que por la venta de los suelos sobrantes, en los que se podrían levantar viviendas, el Consistorio podría ingresar unos 930.000 euros –una cantidad insuficiente para financiar la operación que además se basa en la premisa de que se consigan vender todos los terrenos–.

Ante esa situación, el alcalde villanovense ha encargado una tercera valoración sobre cuál sería el coste de urbanizar la parcela del sector XVII que el PSOE propuso en 2011 como ubicación del instituto. Aunque todavía no ha la recibido, Marcén teme que la cifra sea todavía mayor, ya que esos suelos situados al oeste del casco urbano aún no están desarrollados.

"Vamos a ver qué nos dicen los técnicos sobre esa tercera opción y cuando tenga los datos me reuniré con todos los grupos políticos para llegar a un acuerdo sobre dónde hacer el instituto –explicó ayer el regidor–. En cualquier caso, lo que parece seguro es que vamos a tener que pedir un crédito de al menos un millón de euros". Ahora mismo, el municipio no cumple los requisitos que exige el Estado para concertar ese préstamo, aunque la intervención confía en poder hacerlo el año que viene.

Marcén mostró su "satisfacción" por la buena disposición que han mostrado los nuevos responsables de Educación, pero subrayó que "ahora no se puede pedir la ubicación del instituto con urgencia". En este sentido, volvió a criticar que la DGA haya tardado "más de tres años" en informar de que la parcela elegida en 2011 necesitaba unas obras previas. "Si el Ayuntamiento lo hubiera sabido, igual habría elegido otra", dijo.

Los incumplimientos de la DGA

Los estudiantes de Villanueva de Gállego siempre han tenido que cursar la educación secundaria en Zuera. Sin embargo, el fuerte crecimiento que ha experimentado la localidad ha provocado que ahora tenga incluso más alumnos que su municipio vecino. Por eso, y por los problemas de masificación que sufre el instituto zufariense, hace cuatro años el Ayuntamiento villanovense consiguió que en el centro deportivo se habilitase una sección para los estudiantes de ESO.

La sección se puso en marcha en 2011 para los alumnos de primero y segundo, pero en 2013 se amplió para acoger a los de tercero y cuarto –este curso harán falta otras dos aulas y el siguiente, más todavía–. A cambio, el Departamento de Educación, que entonces estaba dirigido por la popular Dolores Serrat, se comprometió a redactar el proyecto del instituto. Sin embargo, aún no está ni encargado, y mientras tanto el Consistorio ya ha gastado más de 180.000 euros en acondicionar las instalaciones y en costes de funcionamiento.

Solo llevar en autobús a los estudiantes desde el casco urbano hasta el centro deportivo vale unos 30.000 euros al año. Por eso ayer fuentes de Educación recordaron que, además del gasto que conlleve acondicionar la parcela elegida inicialmente, el Ayuntamiento debe sopesar esa ubicación por los costes de transporte que supondría. Las mismas fuentes insistieron en que el instituto de Villanueva "es una obra urgente que se incluirá en el nuevo plan de infraestructuras educativas".

Etiquetas
Comentarios