Aragón
Suscríbete

Del calor húmedo mediterráneo al cierzo seco aragonés en menos de 24 horas

A lo largo de hoy habrá una bajada de las temperaturas por la llegada de lluvias. A última hora de ayer se registraron tormentas en Huesca, Monzón y Zaragoza.

Los termómetros de Zaragoza vuelven a subir.
Los termómetros zaragozanos registran el extenuante calor que azota Aragón estos días.
guillermo mestre

La climatología dio una breve y desagradable sorpresa ayer con la llegada de vientos de componente sudeste procedentes del Mediterráneo. Esto supuso que durante buena parte del día las elevadas temperaturas en la capital aragonesa se vieran acompañadas de una humedad más alta de lo normal, si bien como destacaron fuentes de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), tampoco fue algo "exagerado". A última hora de la tarde de ayer se registraron tormentas en Zaragoza capital, con escasa incidencia, y sobre todo en Huesca ciudad, donde si hubo precipitaciones destacadas y diversas afecciones, y en Monzón.

Para los ciudadanos que ayer por la mañana notaran que sudaban más de lo normal, la Aemet explica el por qué de esta situación. En climas con poca humedad en el ambiente, el cuerpo expulsa más agua, que se evapora y se ‘lleva’ parte del calor, contribuyendo a disminuir la temperatura corporal.Pero cuando como ayer la concentración de humedad se hace mayor, el sudor que se genera no es absorbido por el aire y no actúa como refrigerador, por lo que todavía se suda más.

Por suerte para los más calurosos, la Aemet anuncia una ligera bajada de temperaturas en todo Aragón por la llegada de un frente de cierzo moderado al valle del Ebro así como la presencia de chubascos y tormentas de manera generalizada en la geografía aragonesa, si bien serán más frecuentes e intensos durante la tarde en la franja oriental y en áreas del Pirineo y la Ibérica. Por eso hoy las máximas se moverán entre los 35 grados de Teruel y Zaragoza o los 34 de Huesca. Las mínimas se mantendrán sin cambios en la mayor parte de la Comunidad aragonesa, aunque en el valle del Ebro pueden experimentar descensos moderados.

Para mañana se espera que subsistan chubascos y tormentas en la Ibérica turolense, que pueden ser localmente fuertes en las sierras del sureste. Además habrá probabilidad de precipitaciones en los Pirineos. Las mínimas descenderán en todo Aragón, mientras que las máximas se estabilizarán y apenas sufrirán cambios. El cierzo continuará soplando moderadamente en el valle del Ebro, mientras que en el resto de la Comunidad habrá vientos flojos de dirección variable.

El viernes predominarán los cielos poco nubosos o despejados en la geografía aragonesa al inicio de la jornada, si bien pueden darse chubascos y tormentas ocasionales, localmente fuertes, en el área de los Pirineos. Las temperaturas experimentarán pocos cambios y el cierzo seguirá dominando en el valle del Ebro durante la primera mitad del día. Las temperaturas, por su parte, se mantendrán con pocos cambios.

Extremar las precauciones

Ante las máximas tan elevadas que se viven estos días y pese a los pequeños descansos que otorgan las precipitaciones y el cierzo, conviene recordar una serie de consejos para combatir la canícula publicados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y que recoge también la web del Gobierno de Aragón.

Entre otras medidas encaminadas a evitar golpes de calor, se recomienda revisar constantemente la temperatura del hogar: la OMS recomienda que durante el día el termómetro no supere los 32 grados, mientras que por la noche lo saludable es que no suba por encima de los 24.

La alimentación también influye mucho en cómo se soporta el clima veraniego. Además de la habitual recomendación de beber agua regularmente, y evitar excesos con el alcohol y el café, las autoridades sanitarias aconsejan consumir menús más ligeros y con más frecuencia, a la vez que se evitan las comidas con alto contenido proteico. Un factor que no se suele tener en cuenta a la hora de prevenir problemas con el calor es el estado de los botiquines caseros. Los medicamentos son muy sensibles a las temperaturas y por ello es conveniente que se encuentren en espacios donde no superen los 25 grados, o incluso en la nevera, para lo cual la OMS incide en la importancia de revisar habitualmente los prospectos de los medicamentos.

Por último, los médicos apuntan al uso de ropas de colores claros y tejidos naturales como un remedio sencillo para disminuir los efectos del agotador calor.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión