Aragón
Suscríbete

Cerrado por obras de mejora el Centro Cívico Santiago Escartín hasta diciembre

Los trabajos, que se centrarán en la cubierta y el sistema de climatización, han obligado a trasladar las actividades.

El centro Cívico Santiago Escartín Otín, en Huesca, ha cerrado sus puertas hasta diciembre debido a las obras de mejora que se van a llevar a cabo en la instalación. La empresa Recubrimientos Protectivos S. L. es la encargada de realizar los trabajos, con un coste de 241.991,61 euros y un plazo de ejecución previsto de cinco meses. La actuación empezará por la cubierta y la climatización del edificio, donde están los problemas que provocan la existencia habitual de goteras y la falta de aire acondicionado y calefacción, carencias que obligaron al Ayuntamiento a suprimir la tasa de 31 euros que cobraba por utilizar el salón de actos.

Para facilitar el desarrollo de los trabajos ha sido preciso el cierre temporal del centro y el traslado de las actividades y los servicios que allí están ubicados. De momento, se ha podido encontrar solución para reubicar casi todos. Así, el Plan de Inclusión Digital se está impartiendo ya en el Centro de Educación de Adultos Miguel Hernández, donde permanecerá hasta el 1 de septiembre para después trasladarse a otra ubicación, que se anunciará en su momento.

La biblioteca Ramón J. Sender está trasladando sus fondos a los locales situados en la plaza Federico Mayo, donde se prestarán los servicios habituales, incluido el de hemeroteca, hasta la reapertura del Centro Cívico. Paralelamente y durante el mes de septiembre, la biblioteca iniciará una nueva actividad, el Biblioparque, en el parque del Encuentro.

El servicio de Atención Primaria del Área de Bienestar Social se prestará en las oficinas de la plaza de San Bernardo y el servicio de Orientación para el Empleo se ha trasladado al Centro Cultural del Matadero. El equipo de Atención a la Familia, por parte de la Policía Local, seguirá en el barrio del Perpetuo Socorro, aunque su referencia oficial estará en las oficinas centrales de dicho. El resto de actividades que se desarrollan durante el curso escolar se están acomodando en distintos espacios del barrio.

El Centro Cívico Santiago Escartín Otín se construyó en 1998. Costó 250 millones de euros. Todavía no se habían terminado las obras cuando empezaron a ser patentes las deficiencias del nuevo edificio. Antes de su apertura, ya fue necesario arreglar las goteras, que 17 años después continuaban cada vez que llovía y obligaban a suspender actividades.

En 2001 se constató que era necesario canalizar las aguas pluviales, reparar la cubierta, revisar el falso techo y adecuar el sistema eléctrico, entre otras cosas.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión