Aragón
Suscríbete

Las atenciones en urgencias debido a las altas temperaturas continúan en aumento

En los últimos diez días han acudido una media de 3 pacientes al día por los efectos de la ola de calor.

Las atenciones en urgencias debido a las altas temperaturas continúan en aumento
Las atenciones en urgencias debido a las altas temperaturas continúan en aumento
HA

Durante las últimas semanas no ha hecho más que crecer el número de personas que han tenido que ser atendidas en las urgencias hospitalarias por golpes de calor u otras afecciones derivadas de las altas temperaturas. Según los datos facilitados por el departamento de Sanidad del Gobierno de Aragón, desde el pasado 1 de junio, un total de 85 personas han terminado en urgencias debido a insolaciones, síncopes, agotamiento, golpes de calor, etc.

Hasta el pasado 7 de julio, 45 personas habían sido atendidas por esta patología, lo que implica que en los últimos 12 días han acudido una media de más de 3 personas diarias. 

De ellas, 9 han tenido que ser ingresadas debido a la gravedad de su situación. Un golpe de calor, que se produce cuando el cuerpo no puede controlar la temperatura y crece por encima de los 40 grados, puede ser muy fuerte y provocar la muerte. Otros de sus síntomas son la pérdida de conciencia, mareo, piel roja y seca, pulso débil y confusión. Por ello, se recomienda que el afectado sea trasladado rápidamente a urgencias.

Más comunes son los casos de lipotimias y agotamientos por el calor, que se producen después de pasar varias horas expuesto al sol.

En estos datos no aparecen todas aquellas personas “cuya patología anterior se ha visto empeorada por la ola de calor y han tenido que acudir al hospital”. De hecho, según señala Ana Cameo, médico del 061, existen varios casos de ancianos que ven complicadas sus patologías a causa del calor. “La mayoría de nuestros avisos son por personas de elevada edad, que en muchas ocasiones tienen un cuadro clínico anterior complicado”, puntualiza.

También existen casos en los que se producen deshidrataciones incipientes, “que no tienen que ser tratadas con solución intravenosa” y no son traslados hasta el centro hospitalario. El calor de las calles y también de las propias viviendas o residencias provoca que los médicos del 061 se encuentren a ancianos en una situación de malestar general, generado por las elevadas temperaturas. “Están más cansados y sus movimientos son casi nulos”, subraya.

Asimismo, no son extrañas las llamadas por un cuadro febril sin origen aparente. “En algunas situaciones, debido a las altas temperaturas, se producen estas décimas que no tienen un origen claro, excepto el ambiente cargado”, destaca.

Uno de los veranos con mayor incidencia

Todo esto ha provocado que se hayan producido más movilizaciones que en años anteriores. Por ejemplo, en todo el verano de 2014 hubo 35 atenciones por estas patologías. Ahora, a mitad de campaña, ya se han duplicado los casos. “Es complicado compararlo con el año pasado porque fue un verano bastante frío, lo que generó que casi no hubiera afecciones por este problema”, recuerda Cameo.

No obstante, recalca que hace años que no se vive un verano como este. “Las épocas de calor sofocante son continuadas, no como en otros años cuando había dos o tres días con temperaturas elevadas y después bajaban durante una semana o más”, señala.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión