Aragón
Suscríbete

Controlado el incendio que ha arrasado 40 hectáreas de monte cerca de El Grado

Las labores de extinción continuaron por la noche para evitar su reactivación.

Los profesionales trabajaban ayer para refrescar la tierra arrasada por las llamas.
Los profesionales trabajaban ayer para refrescar la tierra arrasada por las llamas.
josé luis pano

El incendio que ha asolado desde el mediodía del domingo alrededor de cuarenta hectáreas de monte en el núcleo de Coscojuela de Fantova, perteneciente al municipio de El Grado, quedó ayer al mediodía controlado, aunque no apagado del todo.

Los trabajos durante toda la noche del lunes, el descenso de temperaturas y la ausencia de viento facilitaron las tareas de extinción. Los dos focos que quedaban se apagaron y el incendio se dio por controlado a las 13.00 de ayer. No obstante, el equipo que coordina las labores del Gobierno de Aragón mantiene la cautela y ha dejado varias unidades de retenes en la zona para evitar su reactivación.

Los retenes trabajaron durante la noche para seguir refrescando la superficie quemada y evitar rebrotes. Unas tareas que, pese a que el incendio ya no reviste peligrosidad aparente, se espera que continúen a lo largo de los próximos días.

El incendio de Coscojuela de Fantova ha contado con un importante equipo de profesionales que han trabajado en las labores de extinción desde que se declarara a las 15.00 del domingo. Durante esa primera tarde, a Coscojuela de Fantova se desplazaron hasta setenta integrantes de un equipo formado por Agentes de la Protección de la Naturaleza del Gobierno de Aragón, bomberos del parque comarcal del Somontano, helicópteros e hidroaviones, empleados de empresas con dos buldóceres que han realizado los cortafuegos, Guardia Civil y numerosos voluntarios de las poblaciones afectadas, sobre todo de Coscojuela de Fantova, El Grado, Hoz de Barbastro y Naval, que temían que el fuego llegara hasta sus viviendas. Una posibilidad que nunca se contempló dada la rápida actuación de los servicios aéreos y terrestres desplazados hasta esta superficie de monte y dado que el viento dejó de soplar a media tarde del domingo, facilitando así su control.

En la noche del domingo al lunes trabajaron en su ataque final cincuenta personas, al igual que durante la jornada de ayer. Los medios empleados ayer fueron tres cuadrillas terrestres con tres autobombas, una en helicóptero –que regresó a su base a media tarde– y dos buldóceres. Los grupos de retenes de APN procedían todas de Huesca, concretamente del Somontano, Alto Cinca y Ordesa. Al caer la noche permanecieron en el incendio dos cuadrillas terrestres con dos autobombas y las dos máquinas buldózeres. La directora del dispositivo, Lucía Muzás, dio por controlado el incendio al mediodía. "Está controlado pero no extinguido por eso se seguirá trabajando de noche y veremos como evoluciona", afirmó.

Los vecinos de Coscojuela y Hoz se encargaron de facilitar avituallamiento y agua a los bomberos y retenes. El alcalde de Hoz de Barbastro, Juan José Millaruelo, se mostraba ayer al mediodía aliviado. "Pinta mucho mejor que el domingo, que esto estaba muy peligroso. Los medios aéreos hicieron una labor excepcional y con los medios terrestres han terminado de controlar el incendio. Nosotros estamos aquí apoyándolos con comida, bocadillos y bebida", señaló el alcalde.

Millarruelo recordó que los rayos caídos con la tormenta de la noche –uno de los cuales provocó el incendio del monte de Coscojuela de Fantova– obligaron a suspender las fiestas patronales al haber cortado el suministro eléctrico. "La línea que tenemos desde Coscojuela a Hoz está fatal y el primer trueno que cae se lleva la luz. Hay previsiones de mejorar la línea, pero es algo que llevamos reivindicando desde hace años", afirmó.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión