Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Un hombre salva la vida en Brea al despertar de la siesta con su casa en llamas

El vecino, de 50 años, logró salir sin ayuda de la vivienda, pero tuvo que ser evacuado en helicóptero al Miguel Servet.

El fuego se inició sobre las 14.00 en la cocina de la vivienda, ubicada en la segunda planta.
El fuego se inició sobre las 14.00 en la cocina de la vivienda, ubicada en la segunda planta.

Un vecino de la localidad zaragozana de Brea de Aragón, de 50 años e identificado como Pedro Manuel B. D., tuvo que ser evacuado ayer de urgencia al Hospital Miguel Servet en un helicóptero del 112 tras ser víctima del incendio de su vivienda. El hombre, que vive solo en un edificio de tres alturas ubicado en la plaza de Ramón y Cajal, logró salvar la vida al despertarse de la siesta cuando la casa estaba en llamas. De hecho, reaccionó con rapidez y logró alcanzar la calle sin ayuda. El fuego y el humo hicieron que sufriera algunas quemaduras en distintas partes del cuerpo y que sus vías respiratorias resultaran afectadas. Sin embargo, parece que estas lesiones no revisten demasiada gravedad y que su vida no corre peligro.

Al ver las llamas y la tremenda humareda, los vecinos de las casas más próximas avisaron rápidamente a la centralita del 112, lo que permitió que una ambulancia y varios sanitarios del centro de salud de Illueca se trasladaran enseguida hasta el lugar del suceso. Según fuentes del propio equipo de rescate, fueron casi tres cuartos de hora los que precisaron para estabilizar al hombre y prepararlo para su evacuación a un centro hospitalario de la capital aragonesa.

"Nos hemos asustado mucho al verlo salir, porque llevaba el pelo quemado y toda la cara y el cuerpo ennegrecidos", relataba ayer un vecino de Brea de Aragón.

Se sentó en el suelo a respirar

Al parecer, lo primero que hizo el hombre una vez que alcanzó la calle fue sentarse en el suelo e intentar respirar. "Parecía bastante fatigado, pero rápidamente nos hemos acercado todos a auxiliarlo", explicaba este vecino.

Aunque todos temían por el estado de salud del dueño de la casa siniestrada, respiraron aliviados al ver que este también podía hablar. "Los médicos llegaron enseguida, así que fueron ellos quienes se hicieron cargo", comentaban.

El fuego se originó en la cocina

La Guardia Civil ha abierto una investigación para tratar de esclarecer las causas del fuego, pero los especialistas saben que este se originó en la cocina, ubicada en el último piso. Al parecer, como tenía por costumbre, la víctima se preparó la comida temprano, dio cuenta de la misma y se quedó dormido. Sobre las 15.50, el hombre se despertó sobresaltado y se encontró con la vivienda en llamas.

El alcalde de Brea de Aragón, Raúl García, destacaba ayer la colaboración de los vecinos del municipio. "Por lo que nos han dicho, han sido ellos los primeros en asistir a esta persona antes de que llegaran los equipos de emergencia". El primer edil reconocía que el incendio había causado un gran revuelo en el pueblo, pero lanzaba un mensaje tranquilizador al asegurar que la evacuación de la víctima fue sobre todo "preventiva". "Ha debido de inhalar bastante humo, pero creo que las quemaduras no eran demasiado graves", apostillaba.

Al originarse el fuego en la última planta, las llamas afectaron seriamente a la cubierta del inmueble, que llegó a desprenderse en parte durante las labores de extinción. Ello hace temer que la vivienda haya quedado demasiado dañada y que su propietario no pueda volver a ocuparla cuando reciba el alta médica. Los Bomberos del parque de la Diputación Provincial en Calatayud estuvieron examinando la construcción, pero serán los técnicos municipales los que finalmente determinen si la casa es o no habitable.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión