Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Albarracín se prepara para la repercusión del rodaje de una superproducción americana

Los empresarios del sector turístico creen que supondrá un gran impacto económico para la comarca.

El rodaje de la película americana puede complementar los importantes recursos que ya se generan en Albarracín con el turismo.
El rodaje de la película americana puede complementar los importantes recursos que ya se generan en Albarracín con el turismo.
HA

Los empresarios del sector turístico de la sierra de Albarracín cuentan los días que faltan para que tenga lugar el rodaje de la película ‘The Promise’, una producción americana protagonizada por Christian Bale que desplazará a la zona a más de 600 personas a finales de septiembre para la grabación de varias escenas. Desde que se dio a conocer la noticia, la semana pasada, muchos son los que ya están valorando el impacto económico que esta producción puede tener en la comarca, sobre todo, en Albarracín y Calomarde, donde la productora Babieka Films ha elegido diversos escenarios para ambientar algunas de los capítulos de la cinta.

Consideran que no solo la presencia de los miembros del equipo técnico y artístico, que permanecerán durante doce días en las dos localidades, puede dejar un pellizco en la comarca, sino también las más de dos mil personas que se espera participen en el castin que tendrá lugar los próximos días 23, 24 y 25 en Albarracín para seleccionar entre 350 y 400 figurantes.

El mantenimiento del personal desplazado para la grabación ocupará, sin duda, a hoteles, empresas de restauración y de distribución de alimentos. Es más, Francisco Martí, alcalde y gerente de un hotel en Albarracín, lugar en el que la estancia será más prolongada, sospecha que la oferta de alojamiento de la localidad, cifrada en unas 1.200 plazas –incluidos albergues, cámpines y bungalows– será insuficiente para alojar al equipo de la película, que ya ha solicitado habitaciones de uso individual. "Creemos que hoteles de pueblos del entorno, incluso de la ciudad de Teruel, pueden recibir el impacto de esta macro producción", señalaba Martí.

El gerente de la cafetería del Casino de Albarracín está convencido de los "beneficios" que el rodaje de la película supondrán para la localidad, a pesar de que la presencia de 600 personas en un pueblo de poco más de mil habitantes puede parecer, en principio, tumultuosa. "La gente está muy contenta –explicaba–, porque los técnicos y los actores, incluso, las personas que vengan la semana que viene para participar como extras, van necesariamente a consumir. Tienen que comer y beber y para eso están nuestros establecimientos". "El rodaje está siendo la comidilla del verano", agregó.

Pilar Jarreta, propietaria de una tienda de artesanía y un museo de forja, considera que su negocio probablemente no experimente una importante repercusión con la llegada al pueblo de técnicos y actores de fama internacional, pero sostiene que a nivel general "se apreciará" el desembarco cinematográfico. "Es muy positivo, porque van a venir en fechas en las que ya no tenemos la masificación del verano, y si encima van a generar trabajo, pues mucho mejor", indicó la empresaria.

De entrada, el Ayuntamiento de Albarracín ha difundido en las comarcas vecinas la noticia de la próxima celebración del castin, ante la imposibilidad de que los 350 figurantes se puedan cubrir con vecinos de la localidad, incluso de la Sierra. Se requieren, además, personas de todas las edades, niños, mujeres y hombres, con unas características específicas que reducen el abanico de posibilidades. Concretamente, se precisan extras que tengan piel y ojos oscuros y rasgos árabes, actores aficionados que cobrarán en torno a 60 euros por jornada de trabajo.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión