Despliega el menú
Aragón

Los editores no creen que haya desabastecimiento por paralizar la LOMCE, los libreros sí

Los libreros creen que pueden tener "dificultades a la hora de atender a las familias".

Imagen de archivo de una librería zaragozana.
FAPAR reabre el debate de la gratuidad de los libros de texto
Guillermo Mestre

Los editores de libros no ven problemas de desabastecimiento en Aragón por la paralización de la LOMCE mientras que los libreros, al contrario, sí que creen que puede ser así y que habrá problemas para atender a las familias.

Representantes de ambos gremios se han encontrado este jueves en una reunión a tres bandas con la consejera de Educación del Gobierno de Aragón, Mayte Pérez, que se ha comprometido a que desde su consejería se resuelvan los problemas que puedan surgir.

José Moyano, presidente de la Asociación Nacional de Editores de Libros y Material de Enseñanza ha declarado, tras la citada reunión, que "en absoluto" habrá problemas de abastecimiento de libros.

"La consejera ha asumido el compromiso de completar la orden y las instrucciones que se han dado hasta ahora para aclarar algunas confusiones que pueda haber por parte de algunos equipos docentes, y fundamentalmente por parte de algunos directores que han trasladado esa incertidumbre al sector. El compromiso es que se van a trasladar unas órdenes complementarias para que no se puedan dar problemas", ha explicado.

Según Moyano la nueva orden explica "que no va contra la LOMCE y que va a ser muy respetuosa con el decreto de mínimos que tiene el Estado", lo cual quiere decir "que se va a aplicar la LOMCE".

"Es verdad que en la parte competencial que tiene Aragón va a haber algunos cambios que serán, dentro de las materias de libre configuración, incorporar la Educación para la Ciudadanía, como han hecho otras comunidades o eliminar la asignatura de Emprendimiento que la consejera había anticipado", ha apuntado.

El presidente de la Asociación Nacional de Editores de Libros ha reiterado que no entienden que haya "ningún problema de desabastecimiento" y que esto se ha producido "por una orden confusa que va a quedar clara en los próximos días".

"Los equipos docentes van a tener los libros para el mes de septiembre sin ningún problema", ha asegurado, aunque ha advertido que puede haber "algún pequeño retraso en la incorporación de las nuevas materias", pero el compromiso de los editores es tener todo "en tiempo y forma y adaptado a la normativa vigente".

"Tenemos todo el material preparado. Los libros que nosotros tenemos son los que respetan la normativa LOMCE", ha indicado.

Por contra, el vicepresidente de la Asociación de Librerías de Zaragoza, Oscar Martín, ha señalado que creen que tendrán dificultades para atender a las familias.

"Las listas de libros que vemos en la mayoría de los institutos son de etapas anteriores, LOE y no LOMCE, y actualmente nos encontramos con que estos libros ya no están en la mayoría de los almacenes de las editoriales ya que la previsión era de libros LOMCE", ha destacado.

El problema que ven los libreros es que tendrán "dificultades" para atender a las familias y lo que buscan es una solución.

"Nos indican que esta paralización de la LOMCE no significa que no se puedan utilizar libros LOMCE, con lo cual transmitiremos a los institutos aquellos libros que detectemos que van a estar agotados para que estimen si es necesario o no un cambio en el libro", ha señalado.

Martín ha comentado que están viendo que "en los institutos de colegios de pública la mayoría no utilizan libros LOMCE".

"Son bastantes y entendemos que podría haber un problema de desabastecimiento de libros", ha avisado.

La consejera de Educación, Mayte Pérez, ha expuesto que han quedado en una buena disposición de diálogo y participación para solventar aquellos casos concretos, caso por caso, "y clarificar el escenario siempre respetando la autonomía de los centros".

"La disposición ha sido de hablar y resolver de manera pormenorizada las cosas en aquellos institutos donde puede haber conflicto", ha añadido.

Mayte Pérez ha señalado que ha hecho una reflexión a los editores que es que hay que ponerse en lugar de miles de familias aragonesas que lo pasan mal, con economías dañadas y que ha habido una pérdida de ayuda a la compra de libros, por lo que hay que ponerse en su lugar y evitar gastos innecesarios.

"Habrá libros que tendrán que ser nuevos pero habrá otros que pueden ser utilizados de años anteriores. Vamos a analizar las cosas respetando la autonomía de los centros y el profesorado", ha comentado.

La consejera considera que ha habido "un cambio en un tiempo récord" en esta materia y que puede haber algún tipo de anomalía que se han comprometido a solventar a tres bandas: libreros, institutos y Gobierno.

Etiquetas
Comentarios