Despliega el menú
Aragón

Un vecino de Luna, imputado como presunto autor del fuego

?El fuego se inició al impactar contra una piedra el “peine” de una cosechadora que se encontraba realizando labores de recogida de cebada.

En la investigación se ha logrado determinar la zona de inicio y las causas del incendio de Luna
En la investigación se ha logrado determinar la zona de inicio y las causas del incendio de Luna
HA

Un vecino de Luna, P. M. T., de 54 años de edad, fue imputado este jueves como presunto autor de un delito de incendio forestal.

Los investigadores consideran que el incendio pudo haberse producido por una negligencia, al llevar el “peine” de la cosechadora más bajo de lo recomendable.

En la tarde del sábado día 4 de julio, la Guardia Civil tuvo conocimiento de que en el término municipal de Luna se había iniciado un incendio forestal, por lo que se requirió la presencia del Equipo de Investigación del Seprona para que se trasladase a la zona para determinar las causas que dieron lugar al inicio del fuego.

Esta misma tarde, los especialistas de la Guardia Civil se trasladaron al paraje 'El Gallizo' del monte de San Jorge, en el término municipal de Luna, donde, junto a un Agente de Protección de la Naturaleza (APN) del Gobierno de Aragón, iniciaron una primera inspección de la zona a fin de localizar indicios que facilitasen la localización de la zona donde pudo iniciarse el fuego.

En esta inspección, los agentes, apreciaron sobre el terreno las marcas de rozamiento de una plataforma de corte “peine” de una máquina cosechadora, así como las huellas de los neumáticos de esta.

En el transcurso de esta investigación se tuvo conocimiento de que en el momento de iniciarse el fuego, una cosechadora se encontraba en el lugar realizando labores de recogida de cebada, por lo que una patrulla se desplazó a la localidad de Luna al objeto de localizarla.

Tras ver un vídeo realizado por el primer helicóptero que llegó a la zona siniestrada y que fue aportado por el Agente de Protección de la Naturaleza (APN), se inició una primera inspección de la zona estudiando las evidencias y vestigios dejados por el fuego. Igualmente se examinaron las marcas de rozamiento localizadas, logrando acotar una superficie de unas 25 metros cuadrados como posible área de inició.

Esta zona fue dividida en cinco calles para un análisis más exhaustivo, localizando, en una de ellas, un fuerte golpe producido por un objeto pesado no relacionado con el terreno y en otra de ellas partículas metálicas que fueron recogidas para su análisis.

Etiquetas
Comentarios