Aragón

El Defensor del Pueblo pide al Ayuntamiento soluciones para la avenida de Cataluña

Insta al Consistorio a que, "en términos de cooperación", convoque a Fomento para desbloquear el conflicto de la cesión.

Los solares abandonados y las farolas provisionales centran las críticas de los vecinos.
asier alcorta

Los vecinos de la avenida de Cataluña continúan su lucha a brazo partido para procurar que la carretera en la que viven se convierta en un vial urbano. La anhelada cesión, que lleva más de 30 años reclamándose, será otro de los temas al que tenga que hacer frente el nuevo gobierno de Zaragoza en Común, y los vecinos no han tardado en hacer llegar una carta al alcalde Santisteve con sus reivindicaciones.

Además, hace pocos días obtuvieron respuesta a la misiva que también le enviaron al Defensor del Pueblo, cuyo adjunto, Francisco Fernández Marugán, explica a la asociación de vecinos Ríos de Aragón que debe ser el Ayuntamiento, quien "en términos de cooperación y coordinación interadministrativa convoque al Ministerio de Fomento para reclamar que se apruebe la dotación presupuestaria necesaria para ejecutar las obras de acondicionamiento de la avenida y que esta pueda transferirse al Ayuntamiento".

Este pequeño toque de atención podría servir para que se retomaran unas negociaciones que se antojan más que complicadas por la falta de acuerdo económico entre las partes: mientras la reforma de la avenida requeriría unos 8,9 millones de euros, Fomento solo está dispuesto a una hipotética cesión sin compensación presupuestaria.

Quienes sufren el estancamiento del conflicto son los vecinos del entorno que en más de una ocasión (la más reciente el pasado mes de abril) han salido a la calle y han cortado el tráfico de la vía para evidenciar su malestar. Ramiro Gil Peña, de Ríos de Aragón, recordaba ayer que continúa habiendo solares en estado de abandono, postes interrumpiendo las aceras y "unas farolas tercermundistas, que se colocaron de forma provisional, y llevan tres años sin apenas alumbrar a la calle". Aunque el Consistorio ha asumido en los últimos años pequeños lavados de cara (se rebajaron aceras y bordillos y pusieron vallas que han sido objeto de los vándalos), los vecinos no se dan por satisfechos. "Estamos igual que hace 30 años: la avenida de Cataluña sigue siendo la carretera N-II y permanece en un estado lamentable, que debería avergonzar al gobierno de esta ciudad", denuncian desde la entidad vecinal, donde –además– suman algunas reivindicaciones de movilidad.

"Es imprescindible que se replantee el itinerario de la línea 21 y que se prolongue hasta Santa Isabel", explican los afectados, que lamentan que el distrito ya perdió la línea 45 y "las mejoras de la línea 32 que se prometieron no han sido resolutivas".

El anterior equipo de gobierno municipal redactó (y presentó hasta en tres ocasiones)un anteproyecto de reforma que se inspira en la transformación de Vía Hispanidad. Aunque de momento es todo ciencia ficción porque no posee la titularidad de los suelos, el pasado 22 de mayo, a dos días de las elecciones, el exalcalde Belloch aprobó el proyecto de renovación de la avenida de Cataluña en el tramo que va de las vías del tren al Tercer Cinturón. El Ayuntamiento aprobó los planes para de este segmento del vial, cuya reforma calcula que costaría 3,8 millones de euros.

Etiquetas
Comentarios