Aragón
Suscríbete

El Gobierno se constituye hoy con un claro perfil político y un independiente

El decano de los ingenieros agrónomos, Joaquín Olona, asume Desarrollo Rural y Guillén da la sorpresa en Presidencia. Broto vuelve al Pignatelli para estar al frente de Derechos Sociales y Alegría finalmente ejercerá en Innovación.

Un gabinete compuesto por políticos, con tan solo un independiente y en el que finalmente no habrá paridad entre hombres (6, contando con el presidente, Javier Lambán) y mujeres (4). De esta forma se puede describir el nuevo Gobierno de Aragón que toma hoy posesión en la sala de la Corona del Pignatelli, y que contará con el decano de los ingenieros agrónomos desde 2009, Joaquín Olona, como consejero de Desarrollo Rural y Sostenibilidad, el único sin carné socialista. La principal sorpresa es la incorporación a la Consejería de Presidencia del diputado y secretario provincial del PSOE de Teruel, Vicente Guillén, que no salía en ninguna de las ‘quinielas’.

Lambán ha tenido en cuenta las cuotas territoriales de partido en la confección de su equipo al incluir a dos turolenses y dos oscenses. Junto a Guillén se sentará la diputada Mayte Pérez, a la que le tocará desde la Consejería de Educación hacer realidad lo que tanto exigía al PP desde la oposición. Su primer objetivo será paralizar "de forma inmediata" la aplicación de la nueva ley educativa (Lomce) en lo que concierne a Aragón.

La representación altoaragonesa estará garantizada por la excongresista y exsenadora oscense Marta Gastón, que se responsabilizará de Economía, Industria y Empleo, y por María Victoria Broto, que vuelve a ser consejera para ponerse al frente de Ciudadanía y Derechos Sociales, tras haberlo sido en la etapa de Marcelino Iglesias de los de Educación y Cultura y Ciencia y Tecnología. Broto adelantó que fijará sus prioridades en el Ingreso de Aragonés de Inserción y en plantear una ley de renta básica.

El departamento de Innovación, Investigación y Universidad se ha vuelto a crear con el objetivo de impulsar el cambio de modelo productivo que ambiciona Lambán. De afrontar semejante reto se encargará la número dos del partido, la diputada Pilar Alegría, pese a haberse anunciado que sería alguien del sector. Una de sus primeras tareas será "romper el dique seco" con la Universidad que levantó el anterior gobierno.

Uno de los que más quebraderos de cabeza tendrá nada más entrar al Gobierno será Fernando Gimeno, que de ejercer como vicealcalde y concejal de Hacienda de Zaragoza pasará a ocupar la misma cartera en la DGA. No solo deberá hacer auténticos equilibrios para preparar un presupuesto que garantice cumplir los compromisos adquiridos, sino que deberá enfrentarse primero al Gobierno en el Consejo de Política Fiscal y Financiera. En este sentido, Gimeno trasladó su "confianza" en que la reactivación económica permita una mayor recaudación para financiar las políticas sociales.

En los decretos de nombramiento que firmó ayer el nuevo presidente aragonés también figura Sebastián Celaya como consejero de Sanidad. Este médico socialista no ha ejercido nunca de político, pero sí tiene experiencia de gestión en el sector sanitario durante la primera etapa de Iglesias: fue gerente de los hospitales Royo Villanova (1999-2002) y Clínico (2002-2003). Celaya garantizó ayer que la defensa del sistema público de salud será "innegociable". En declaraciones a Efe, adelantó que su política se centrará en la equidad, la atención a la pacientes crónicos y dependientes, además de la salud mental.

El gabinete se completa con el nacionalista José Luis Soro al frente de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda. Su consejería supone la suma de las hasta ahora Obras Públicas y Política Territorial, esta última desgajada de Interior (que pasa a Presidencia) y sumándole Turismo.

Soro tendrá el importante reto de asumir un área inversora sin fondos para ello y hacer realidad uno de los compromisos de su partido y del Gobierno, "el de garantizar el derecho constitucional a una vivienda digna y erradicar los desahucios". El presidente de CHA aseguró que su departamento permitirá colaborar en la lucha contra la pobreza y fomentar la creación de empleo, dos de los objetivos del gabinete. "La vertebración territorial y las infraestructuras son claves para ello", señaló.

La estructura, en una semana

Los nacionalistas ocuparán una dirección general ajena a su departamento, la de Política Lingüística, que no ha existido hasta ahora.

Aún está por concretar si obtendrán alguna más y cuál de las de sus departamento deja a sus socios como está previsto.

Este segundo nivel del Gobierno se concretará entre esta semana y la próxima y todavía se debe dilucidar si Izquierda Unida se hace con varias direcciones generales, que está dispuesto a ceder el PSOE. Los primeros contactos se mantuvieron el pasado viernes y proseguirán esta semana, aunque la decisión final se podría alargar hasta la siguiente porque los órganos de a coalición de izquierdas tendrán la última palabra.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión