Despliega el menú
Aragón

José Mariano Moneva "La economía social ha aguantado mejor"

El nuevo decano de la Facultad de Economía y Empresa de la Universidad de Zaragoza toma posesión el martes. Quiere potenciar la responsabilidad social corporativa.

José Mariano Moneva, en su despacho de la Facultad.
José Mariano Moneva, en su despacho de la Facultad.
oliver duch

Nacido en Zaragoza en 1963, es el nuevo decano de la Facultad de Economía y Empresa de la Universidad de Zaragoza. Releva el martes a José Alberto Molina, que ha estado en el cargo los últimos diez años. Moneva ha desarrollado su trayectoria en la facultad, en la que también estudió. Dirige la Cátedra BSH desde 2007, que dejará tras su elección, y es miembro de la Junta del Colegio de Economistas de Aragón, donde colabora con el ciclo Economía y Cine.

-Como catedrático de Economía Financiera y Contabilidad, ¿cree que esta especialidad ha cobrado más importancia con la crisis?

-Yo creo que sí. Antes los contables, la auditoría era poco visible, aunque con la crisis en algunos casos no han salido bien parados. La imagen del auditor probablemente se ha visto afectada porque está más en el ojo del huracán. Es una profesión con una elevada responsabilidad. La sociedad es más consciente de la importancia de la auditoría, también en la política, donde antes no era importante para la toma de decisiones.

-Además de a la auditoría, ¿la sociedad también es más sensible a la responsabilidad social corporativa (RSC), otra de sus especialidades? ¿Cree que se ha visto dañada o reforzada en estos años?

-Yo creo que desde el punto de vista conceptual se ha visto reforzada. En el marco en el que estamos las empresas y las instituciones que tienen un comportamiento más coherente desde el punto de vista social y medioambiental son más reconocidas por la sociedad y eso trae sus beneficios. Pero también es verdad que en aquello que supone un mayor coste ha podido verse ligeramente dañada.

-¿La RSC ha calado también en las pymes?

-Yo creo que sí, pero las pymes necesitan una ayuda, un reconocimiento social mayor de su actividad. Necesitan el apoyo de las instituciones públicas, y no me refiero a subvenciones, que no es el mecanismo más eficiente, sino el apoyo en la contratación pública para dar más peso a los aspectos sociales y ambientales. Las pymes están muy bien situadas porque siempre suelen ser empresas socialmente responsables.

-¿Esta mayor sensibilidad de la sociedad supone una oportunidad para la economía social?

-Las entidades de la economía social han demostrado en estos años que han aguantado mejor el tirón de la crisis, precisamente por sus propios estatutos, que han hecho que la participación de las personas sea lo primordial. Yo creo que la economía social es relevante y debe tener una participación importante en la economía de Aragón y de España.

-¿Por qué no termina de extenderse este modelo, pese a su resistencia a la crisis? ¿Quizás por su pequeño tamaño?

-Las entidades que han sido más grandes luego han tenido algunos problemas como Fagor, de Cooperativa Mondragón. Lo más importante de la economía social es que está aferrada al territorio, defiende el territorio y precisamente eso es lo que le hace fuerte. En el marco de políticas de responsabilidad social de un Gobierno podría entrar el apoyo a entidades que cumplen determinados parámetros sociales y medioambientales donde pueden estar mejor posicionadas las empresas de la economía social, sin vulnerar la competencia.

-Con el cambio de gobiernos locales y regionales, ¿es este el momento para estas empresas?

-Siempre ha estado ese apoyo. En el actual Gobierno nacional, en la misma dirección general está economía social y responsabilidad social. Necesitan mucho apoyo porque quizás la supervivencia ha sido porque eran muy pequeñas o cubrían servicios muy esenciales que no eran prestados por otras empresas. Eso les ha permitido sobrevivir e incluso crecer. Desde la Facultad, aparte de las jornadas que hacemos querríamos que participaran en más foros y ver si existen líneas de colaboración, prácticas, que vinieran ellas a contar su experiencia...

-Una de las quejas del tejido empresarial es que la Universidad está lejos de la realidad.

-En algunos aspectos se dice que está alejada, pero la Facultad está muy cerca y queremos reforzar esa posición. Las Cátedras son un excelente mecanismo para reforzar la colaboración entre empresas, instituciones y Universidad. Y la Facultad de Economía y Empresa creo que somos la primera con 13 cátedras impulsadas desde aquí.

-¿Se podría hacer una especie de formación dual en la Facultad?

-Cubren diferentes aspectos. La formación dual tiene relevancia en su entorno, para cubrir determinados empleos. La experiencia en la Cátedra BSH que dirijo es que hay muchos doctorandos de la Universidad que están haciendo su doctorado en BSH, y eso supone ese vínculo. La formación dentro de la empresa y la Universidad de forma colaborativa ya está. Por supuesto, también las prácticas, que son esenciales.

-¿Hay demasiados licenciados?

-Yo no me atrevo a decir que haya muchos licenciados. Creo que no hay un número excesivo. Si vemos las cifras de empleabilidad los licenciados, graduados ahora, en las titulaciones de Economía y Empresa tienen una alta empleabilidad en un periodo relativamente corto y en el marco en que estamos de una crisis importante. La sociedad percibe que tiene salidas.

-¿Ha bajado el número de estudiantes con la subida de tasas?

-En estos momentos hay 4.200 estudiantes, entre los que incluimos los alumnos de grado, postgrado, máster... Es un número similar a años anteriores. Se ha podido reducir un poco en el tema de másteres por las tasas.

-¿Confía en que se cumplan las previsiones de crecimiento por encima del 3%?

-Las cifras de organizaciones como el Banco de España o Funcas, que siempre han sido conservadoras, se van cumpliendo. No obstante seguimos teniendo un nivel de paro muy elevado. Esto lastra el crecimiento al final porque la sociedad tiene un elevado número de personas que quieren trabajar y no pueden.

-¿El sistema financiero ya puede contribuir al crecimiento?

-Todo parece indicar que el sistema financiero español está bastante saneado, aunque tiene algunos temas aún que resolver como el tema inmobiliario, que queda pendiente, y sobre todo que vuelva a fluir el crédito.

-¿Y la bolsa, superará el bache de esta semana con Grecia?

-La bolsa española lleva una trayectoria ascendente este año. Esperemos que esta semana sea solo un bache. La bolsa mide los resultados de las empresas y las empresas españolas están bien. Cuando decimos que cae por Grecia, en realidad es porque, por ejemplo, determinadas empresas tienen intereses en Grecia, por sus acreedores o entidades financieras.

Etiquetas
Comentarios