Aragón
Suscríbete

Las entidades locales recortan su deuda a base de elevar los impuestos y reducir el gasto

La Cámara de Cuentas señala que cada ciudadano pagó 633 euros en 2013 y que la inversión cayó a 229 por habitante. El endeudamiento, que baja un 6,87%, supone 1.059 € por persona.

Las entidades locales de Aragón lograron recortar un 6,87% su endeudamiento en 2013, para lo que recurrieron a elevar la presión fiscal y reducir el gasto por habitante. Así lo destaca la Cámara de Cuentas en su último informe de fiscalización de los 581 municipios, mancomunidades, comarcas, consorcios, comarcas y diputaciones provinciales que presentaron en plazo sus ‘números’ para valorar su situación, que evidencian que su deuda financiera supone 1.059 euros por habitante pese a haberse reducido respecto a 2012. En total, se adeudan 1.964 millones.

El informe incide en que el gasto por habitante se limitó a 1.305 euros, lo que supone una reducción del 3,31%. La caída es acumulada, puesto que en 2011 se elevaba a 1.411 euros, y aún es más acusada en los municipios de menos de 100 habitantes que, pese a ser los que más reciben, han pasado de 2.654 a 2.007 euros en tres años. Solo se salvan las mancomunidades, que se mantienen estables con similares promedios anuales, aunque el promedio tan solo ronda los 55 euros.

Tampoco salen precisamente buenas ratios si el foco se pone en la inversión, que cayó a 229 euros por habitante en 2013, lo que supone un tijeretazo del 9,1% respecto a 2012 y del 33% respecto a 2011. Es decir, en tres años se ha pasado de destinar 344 a 229 euros. Y de nuevo, los municipios más pequeños son los que más han sufrido las consecuencias pese a ser los que más dinero reciben proporcionalmente: la inversión en los municipios de menos de 100 habitantes se ha reducido casi a la mitad en tres años, de 1.487 a 836 euros, mientras los de entre 100 y 500 habitantes ha pasado de 708 a 488 euros. Ninguna entidad, independientemente de su tamaño, ha visto mejorar las cifras en estos años, según refleja el detallado informe de la Cámara de Cuentas.

En sus conclusiones, incide en que los capítulos de gastos que han sufrido una mayor reducción respecto a 2012 fueron los gastos corrientes en bienes y servicios (un 14,15%) y las citadas inversiones reales (un 9,11%). Mientras, aumentaron los activos financieros (un 207,82), "debido principalmente a los préstamos concedidos por el Ayuntamiento de Zaragoza (17,8 millones) y la adquisición de acciones y participaciones por la Diputación Provincial de Teruel", y la partida destinada a personal (un 3,38%).

Otra de las cuestiones que explican la rebaja de la deuda con las entidades financieras y otras administraciones por parte de las entidades locales es la mayor presión fiscal que han venido aplicando sobre los ciudadanos. En 2013 se elevaba ya a 633 euros por habitante, un 1,45% más que en 2012 (entonces se pagaban 624 euros) y que se incrementa en un 4,45% respecto a 2011 (el promedio era de 606 euros).

Esta realidad también se evidencia en otro de los indicativos analizados en el exhaustivo informe, de 185 folios sin contar los anexos, cuando pormenoriza el nivel de ejecución presupuestaria: el de ingresos supera al del gastos. La práctica totalidad de las entidades locales mejora su recaudación, hasta alcanzar un 89,13%, aunque el porcentaje se redujo unas décimas respecto al de 2012 por la negativa evolución del Ayuntamiento de Zaragoza, que pasó de ser el ‘campeón’ con un 91,45% a un 87,84%.

Los pocos que se han beneficiado de la política aplicada por las entidades locales son los centenares de proveedores, ya que el periodo medio de cobro se ha reducido de forma sustancial. Si las entidades locales pagaban a 87 días de media en 2011, dos años después lo hacían a 52, lo que supone cumplir los límites establecidos. La ley de deuda comercial aprobada por el Gobierno de Rajoy marca un plazo máximo de 30 días, aunque es ampliable a otros 30 y, por tanto, no se puede aplicar ningún tipo de sanción a las entidades.

La Cámara de Cuentas también hace hincapié en la "elevada dependencia" que tienen las entidades locales de las transferencias corrientes y de capital, que supone un 48,79% del presupuesto de ingresos realmente ejecutado. El Estado nutre las arcas de los ayuntamientos y diputaciones, mientras la DGA lo hace con las comarcas y los ayuntamientos. En total, aportaron 642 millones, mientras los impuestos directos supusieron otros 515,8 millones, convirtiéndose en la segunda fuente de financiación.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión