Aragón
Suscríbete

El coto del Mar de Aragón ya está en marcha y solo se puede pescar pagando

En estos primero días los vigilantes tendrán en cuenta que todavía hay
zonas del embalse sin señaliza.

El coto del Mar de Aragón ya está en marcha y solo se puede pescar pagando
El coto del Mar de Aragón ya está en marcha y solo se puede pescar pagando

Después de muchos años de reivindicación, ayer por fin llegó el gran día. Tal y como estaba anunciado, el 1 de julio se puso en marcha el coto deportivo que se ha creado en el Mar de Aragón, lo que significa que en este gran pantano ya solo se puede pescar pagando y que quienes no compren el correspondiente permiso podrán ser multados. No obstante, tanto el presidente de la Federación Aragonesa de Pesca, Víctor Otal, como los guardas de campo que se encargarán de la vigilancia admiten que en estos primeros días no se va a ser totalmente estricto –sobre todo, en las zonas que todavía no han sido señalizadas–.

"Es verdad que todavía no se han colocado todos los carteles, así que en esos puntos no se va a sancionar a nadie por la normativa específica del coto –explica Otal–. De todas formas, el 90% de los pescadores acuden a unas zonas determinadas que sí están perfectamente señalizadas". Además, el presidente de la Federación destaca que, aunque los permisos todavía no se pueden adquirir por internet, sí que se están vendiendo en los lugares establecidos para su expedición: gasolineras, bares y restaurantes, tiendas, ayuntamientos... El listado completo está disponible en la página web ‘www.fapyc.es’, donde pronto también se podrán comprar esas autorizaciones.

Otal se muestra "muy ilusionado" y asegura que esperan "un aluvión" de pescadores, lo que generará "una gran recaudación". Hay que recordar que el 90% de los ingresos obtenidos mediante la venta de permisos se reinvertirán en el embalse de Mequinenza y que las partidas más importantes serán para vigilancia y limpieza. De esta forma, se pretende atajar el furtivismo y la acumulación de basura, dos graves problemas que el Mar de Aragón sufre desde hace años y que amenazan seriamente el futuro de uno de los enclaves naturales más emblemáticos de la Comunidad.

El nuevo coto se extiende desde la cola hasta la presa del pantano. En total, suma 442 kilómetros lineales de orilla repartidos por seis términos municipales: los de Mequinenza, Caspe, Chiprana, Sástago, Escatrón y Fraga. Para pescar en él se pueden adquirir permisos diarios, a 3 euros para los empadronados en esas localidades y los federados en Aragón y a 6 euros para el resto; semanales, a 15 euros para los primeros y a 30 para los segundos;o anuales, a 30 euros y solo disponibles para los locales y para los socios de la Federación Aragonesa.

"Para la gran mayoría de los aficionados aragoneses pescar en el coto no va a suponer un gran desembolso", opina la presidenta de la Sociedad Deportiva de Pesca de Caspe, Luisa Serra, quien no obstante considera que estos son los más reticentes a la puesta en marcha del coto. "Creo que la gente que viene de fuera está más concienciada, a los que aquí les va a costar más asumir que van a tener que pagar por algo que siempre han hecho gratis", sostiene.

En cuanto a las dudas de quienes consideran que el coto no va a ser la solución al furtivismo y a la suciedad o que va a a desplazar a los ilegales río arriba, Serra considera que hay que dar "un voto de confianza". "A peor no vamos a ir porque es imposible, si conseguimos que las orillas estén limpias, que se pueda ir a pescar sin miedo y que el furtivismo se reduzca un 50% o un 60% ya se habrá conseguido mucho", comenta esta aficionada.

Tanto Otal como Serra agradecen el trabajo realizado en estos últimos cuatro años por los responsables y los técnicos del Departamento de Medio Ambiente –sobre todo, alaban la labor del director general de Conservación del Medio Natural, Pablo Munilla–. Además, recuerdan "con mucha emoción" a todas las personas que han trabajado "duro" por la creación del coto y no han llegado a verlo, en especial a los dos anteriores presidentes de la Federación: Norberto Royo y Ramón Rodríguez.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión