Aragón
Suscríbete

Tráfico anuncia al fin el estreno del centro de control de la Expo, acabado hace casi dos años

La nueva sala de pantallas entrará en servicio el próximo martes, tres días antes de la primera gran operación salida del verano. Permitirá vigilar las incidencias de las carreteras de Aragón, Navarra y La Rioja.

El actual centro de gestión se encuentra en Vía Univérsitas, en la Jefatura Provincial de Tráfico.
El actual centro de gestión se encuentra en Vía Univérsitas, en la Jefatura Provincial de Tráfico.
o. duch

El nuevo centro de gestión de la Dirección General de Tráfico (DGT) en Zaragoza abrirá por fin sus ‘ojos’ el próximo martes, 30 de junio. Lo hará aprovechando el cambio de turno de las tres de la tarde, ya que, a esa hora, la vieja sala de pantallas ubicada en la Jefatura Provincial (Vía Univérsitas) fundirá a negro para dar el relevo a las flamantes y modernas instalaciones del recinto de la Expo.

El estreno –que no inauguración oficial– se producirá a tres días vista de la primera gran operación salida del verano, que este año se pondrá en marcha el próximo 3 de julio. De hecho, la DGT ha preferido hacerlo así para que todo el sofisticado instrumental esté perfectamente testado antes de que miles de conductores se pongan en carretera.

El nuevo centro de control Pirineos-Valle del Ebro, que esa es su denominación oficial, está situado en pleno corazón del recinto empresarial de Ranillas, en el denominado edificio Ronda 2-B. Las instalaciones están acabadas y completamente equipadas desde hace casi dos años, sin embargo, cuestiones de tipo legal han ido retrasando su puesta en marcha hasta ahora.

Al parecer, los abogados del Estado encontraban problemas a la hora de encajar el contrato de explotación del nuevo centro con la actual normativa. Pero una vez limadas las cuestiones jurídicas y desempolvada, literalmente, la gran sala de pantallas, todo parece estar listo para su gran prueba de fuego.

Proyecto redimensionado

La DGT adquirió 4.930 metros cuadrados de suelo, repartidos en cuatro plantas, con intención de reubicar en el parque empresarial de la Expo tanto la Jefatura Provincial de Tráfico de Zaragoza como el viejo centro de control. El exdirector general de Tráfico Pere Navarro anunció entonces que el complejo estaría plenamente operativo en el segundo semestre de 2011. Pero aquellas previsiones no solo se han retrasado, sino que el proyecto se ha redimensionado y únicamente se mudarán a Ranillas los funcionarios y empleados que trabajan para el centro de control.

Según fuentes consultadas por HERALDO, la nueva sala de pantallas ocupará una superficie de unos 400 metros cuadrados, lo que supone multiplicar por cuatro el espacio actual. En cualquier caso, el gran cambio será tecnológico, ya que la DGT ha hecho una gran inversión en aparataje para abandonar definitivamente la era analógica y volcarse de lleno en la digital.

Los ocho centros de gestión que Tráfico tiene repartidos por todo el país (a excepción de Cataluña y País Vasco, comunidades que tienen asumidas las competencias) habían ido actualizando progresivamente sus instalaciones, pero tan solo los de Madrid y Málaga habían estrenado nuevo edificio. Por lo que la capital aragonesa –a la que también se ha adjudicado este año un helicóptero Pegasus para sancionar las infracciones desde el aire– se pone a la cabeza en cuanto a instalaciones.

Algo más que pantallas

Desde el centro de control de Zaragoza se gestionan las imágenes que facilitan un total de 75 cámaras repartidas por siete autopistas o autovías, veinte carreteras nacionales y once autonómicas. Porque, además de la red viaria de Aragón, desde la Expo se vigilarán las incidencias viales de La Rioja y Navarra. En cualquier caso, por número de usuarios e importancia estratégica, la más controlada de todas ellas es la A-2, que une la capital aragonesa con Madrid y en la que están operativas hasta 18 cámaras.

Pero los operadores del centro de gestión de la DGT no solo trabajan con imágenes: en tiempon real y grabadas. De hecho, las nuevas instalaciones del meandro de Ranillas cuentan con un sistema de medición de tiempos de recorrido (que permite saber cuánto le cuesta a un vehículo recorrer un determinado tramo); un sistema de lectura de matrículas (que funciona al margen de los radares sancionadores); o un sistema de control de cinemómetros (que gestiona las sanciones por exceso de velocidad).

Además de suministrar información a través de los pórticos que salpican las distintas carreteras o de los distintos medios de comunicación, los conductores pueden llamar directamente al centro de gestión (976 564656) para preguntar por el estado de la circulación.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión