Aragón
Suscríbete

Las renuncias a herencias aumentan un 138% en Aragón desde el comienzo de la crisis

Un informe presentado por el Consejo General del Notariado refleja también una subida de un 12% en el número de testamento.

Los efectos de la crisis llegan a prácticamente todos los ámbitos. Tanto es así, que las renuncias a aceptar los bienes o el beneficio económico que deja un ser querido han aumentado en los últimos ocho años en Aragón un 138%. La delicada situación que viven numerosas familias hace que les sea imposible afrontar el pago que conlleva la aceptación de una herencia.

"Aunque el valor de los bienes heredados sea mayor que las deudas, si heredas tienes que pagarlas. Por eso hay un incremento en las renuncias en Aragón, ya que hay personas que prefieren no recibir nada y evitarse problemas", señala Francisco Pizarro, Decano del Colegio Notarial de Aragón.

El informe ‘Observatorio notarial de la realidad socioeconómica de los aragoneses 2007-2014’, presentado esta semana en la capital aragonesa por el Consejo General del Notariado refleja que frente a las 363 renuncias a herencias que se produjeron en 2007, el año pasado la cifra ascendió a 863, lo que supone un incremento del 138%. A pesar de este notable ascenso, Aragón presenta algunas ventajas con respecto a otras comunidades. "Aquí, el heredero solo responde de las deudas con lo que hereda, nunca con su propio patrimonio, por lo que se puede aceptar la herencia a beneficio de inventario", afirma Pizarro. Aún así, muchas personas deciden no arriesgar y prefieren tener "prudencia" a la hora de asumir responsabilidades de deudas, según apunta el decano.

En cuanto al total de los actos notariales en la Comunidad, los profesionales aragoneses destacan que se ha producido una reducción de un 30% de los mismos entre 2007 y 2014. Sin embargo, también indican que desde hace dos años se puede hablar de un "ligero repunte" en la mayoría de sus actividades, si se comparan los datos con los de los primeros años de la crisis.

Aumento en los testamentos

La bajada en muchas de las transacciones referentes a la transmisión directa de los bienes contrasta con el incremento que se ha dado también desde el inicio de la crisis en otras actividades como las solicitudes de testamentos, que han subido un 12%, los poderes preventivos o las voluntades anticipadas. "Cada vez hay más personas preocupadas por lo que les pueda pasar en el futuro y, por tanto, que optan por dejarlo todo arreglado cuanto antes", sostiene Pizarro.

Por ejemplo, en una situación de enfermedad que incapacite a alguien para tomar una decisión tan importante como elegir a la persona que manejará sus posesiones. Sin este tipo de documentos se pueden generar muchos problemas entre los familiares. "Habría que organizar la tutela, designar a un tutor y pagar los costes añadidos por los trámites que hay que llevar a cabo, lo que en ocasiones lleva a situaciones conflictivas que hacen que todo el proceso se vuelva mucho más complejo", afirma el decano.

Propósitos para el futuro

Desde el Colegio Notarial de Aragón, apuntan que deben hacer un "especial esfuerzo" en la protección de la parte "más débil" de las transacciones en las que participan. "En ocasiones, se dan casos de negociaciones entre grandes empresas con servicios jurídicos frente a un particular. Es en situaciones como estas en las que debemos reforzar a esta última parte para equilibrar ese balance", señala Francisco Pizarro.

Los miembros de la institución también recordaron que muchas de las actividades notariales como las altas y bajas en el catastro o las liquidaciones de impuestos de transmisiones pueden llevarse a cabo de forma telemática y que el colegio está presente en diversas redes sociales como Facebook o Twitter o Youtube, donde se ofrece asesoramiento gratuito a particulares en algunas cuestiones puntuales.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión