Aragón
Suscríbete

"El arte es mi elección de vida"

María luisa cancela Directora del Instituto Aragonés de Arte y Cultura Contemporáneos (IAACC) Pablo Serrano.

María Luisa Cancela.
María Luisa Cancela.
guillermo mestre

Son homófonas las expresiones helarte y el arte. Desde luego, no significan lo mismo. Helarte es morirse de frío. Del arte –y con mucho arte, por cierto– nos habla María Luisa Cancela, directora del Instituto Aragonés de Arte y Cultura Contemporáneos (IAACC) Pablo Serrano.

-Helarte y el arte igual tienen relación y todo: lo que están perpetrando los salvajes del Estado Islámico con el arte en Siria produce escalofríos...

-Estamos ante un memoricidio. Se está borrando la memoria de un tiempo, de la sociedad, de la cultura. Ahora la sociedad debe reaccionar. Ha habido un impacto emocional enorme. Ya se es consciente de la pérdida, de la sustracción de nuestro sentido de pertenencia, de nuestras señas de identidad.

-Tanta estupidez, tanta barbarie...

-Y tantos intereses. No es nada nuevo que trafican con todo: con seres humanos, con armas... y con arte.

-Se lo habrán preguntado muchas veces. Una más: ¿qué es el arte?

-El arte es fruto de una sociedad. Refleja el pensamiento de una sociedad y lo transmite. Es un fenómeno evolutivo que nos diferencia del resto de los animales. Detrás, hay una reflexión, una intención. En mi caso, el arte es mi elección de vida.

-Estamos ante una doctora en Arqueología y licenciada en Historia del Arte. De la Prehistoria al Arte Moderno: todo.

-Soy de la primera promoción de la especialidad de Historia del Arte de la Universidad de Santiago. Aquellos planes me permitieron conciliar las dos carreras.

-De Altamira a Picasso... ¿Con qué se queda de este itinerario apasionante?

-El arte de las épocas de conflicto es especialmente productivo. Ahora estamos ante un cambio de lenguaje, de sentimiento plástico que me parece fascinante.

-¿Hacia dónde vamos?

-Eso está por decidir, gracias a Dios. La perspectiva del tiempo nos da las claves para entender las ideas. El paso del tiempo irá validando conceptos, esencias.

-¿Cuál es el concepto y la esencia de este lugar tan singular?

-La vocación del IAACC Pablo Serrano es la obra de Serrano, un aragonés que es referencia ineludible del arte español del siglo XX.

-Estamos hablando de un creador con obras en el Museo de Arte Moderno de Nueva York, en el Hermitage, en el Pompidou, en los Museos Vaticanos, en el Reina Sofía...

-Dice bien. Ha estado presente en esos museos de inmenso prestigio. En el IAACC tenemos las dos primeras plantas dedicadas de forma permanente a su obra. En la actualidad, también hay una exposición de Julia Dorado, de contemporaneidad aplastante; en la tercera, la colección Circa XX de Pilar Citoler; y en la cuarta, José Manuel Broto. Es un fantástico escaparate del arte contemporáneo aragonés.

-Escaparate fantástico y en crecimiento...

-Era una demanda a gritos que una ciudad de 700.000 habitantes necesitaba un centro de arte y cultura contemporáneos. Yo llegué en el 2000 y dije que hacía falta más espacio. En 2004 planteamos la necesidad de crecer, que se desarrolló de forma íntegra en el 2011. Mi mayor satisfacción es que, además de ser un museo, con vanguardias y artistas, también es un espacio de flujo cultural.

-Y un vigoroso motor económico...

-Eso dicen los economistas. El turismo cultural, el medio ambiente y el patrimonio son motores de desarrollo en el siglo XXI.

-Da gusto entrevistar a alguien con una sonrisa tan bonita...

-Me siento afortunada. Mi marido (el catedrático Manuel Martín-Bueno) comparte mis pasiones. Lo conocí en un congreso en Oporto. Mi hijo también tiene su faceta creativa en el mundo de la moda. Y mi hija da clase en la Universidad de La Coruña.

-También perteneció al Patronato de Unicef.

-Unicef, trabajar en la cooperación, te muestra las claves para relativizar el comportamiento humano. Estuve en Honduras, El Salvador, Nicaragua, Cuba, Marruecos, Mali, Camerún... Alcanzar un mundo más justo es posible. Y alcanzable.

-Qué cosas tan bonitas está diciendo, María Luisa.

-Soy así de ilusa...

-Yo diría que no... Por cierto, una cuestión final. ¿Por qué apenas se pregona su designación en el patronato de la Real Academia Española en Roma?

-Ya ve, prefiero las nueces al ruido…

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión