Despliega el menú
Aragón

Una brillante y dilatada carrera profesional

Manuel Pizarro ha dedicado muchos años de su vida a trabajar para Ibercaja, pero ha pasado también por la política y por varios puestos empresariales.

Manuel Pizarro Moreno (Teruel, 1951) es seguramente uno de los aragoneses que más protagonismo ha tenido en la economía española en las últimas décadas. Un hombre que actuó como jurista clave en la puesta en marcha de la comunidad autónoma de Aragón, que fue presidente de la Bolsa de Madrid en dos periodos entre 1991 y 1995, que presidió la compañía eléctrica Endesa en años intensos, que fue diputado por el Partido Popular y que ha ofrecido y sigue ofreciendo su saber hacer a empresas de distintos sectores de actividad.

Pero si algo ha marcado de modo muy especial la trayectoria profesional de Manuel Pizarro ha sido su trabajo para Ibercaja. Abogado del Estado y agente de Cambio y Bolsa, fue presidente de la oficialmente denominada Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Zaragoza, Aragón y Rioja (Ibercaja) entre los años 1995 y 2004, puesto desde el que tuvo ocasión de desempeñar también la presidencia de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CFECA) y el Instituto Mundial de Cajas. En todos ellos defendió siempre el espíritu de cercanía a los pequeños ahorradores y de apoyo a los proyectos de los territorios de actuación de las cajas.

Después de presidir la primera caja de ahorros aragonesa, Pizarro desempeñó la presidencia de Endesa, puesto desde el que se opuso firmemente a la opa presentada por Gas Natural y que le dio relevancia nacional.

Tras la constitución de Ibercaja Banco, Pizarro entró en su Consejo como vocal, puesto que ahora deja. Mantiene la presidencia de honor de la caja y sigue como vicedirector de la Real Sociedad Económica Aragonesa de Amigos del País, entidad fundadora de la caja. Asimismo, continúa siendo miembro de los Consejos de El Corte Inglés y Sanitas y presidente del consejo consultivo del bufete Baker & McKenzie en España.

Etiquetas
Comentarios