Despliega el menú
Aragón

Todos los partidos urgen a que se forme el gobierno "lo antes posible"

El PSOE dice que el acuerdo para la investidura está "próximo" y que no hay "nada insalvable", pero Podemos insiste en que no renunciará a ninguna medida "sin motivos irrebatibles".

Constituidas las Cortes, toca formar gobierno. Con el "contador a cero" de la novena legislatura, todos los partidos urgieron a que se cierre "a la mayor brevedad" el pacto de investidura y haya Ejecutivo cuanto antes para empezar a "dar solución a los problemas de los aragoneses". Y aunque el acuerdo entre PSOE y Podemos parece cercano –Javier Lambán avanzó ayer que el final de las negociaciones está "próximo"–, el partido violeta insistió en que aún hay "alguna diferencia" y no se mostró dispuesto a ceder.

Nada más prometer su cargo, el líder de Podemos, Pablo Echenique, advirtió de que no retirarán el punto de la televisión pública, el único en el que en estos momentos discrepan los dos partidos, "si no es con motivos irrebatibles". "No encontramos ninguna razón para que no se pueda avanzar hacia una mayor democratización de la televisión y no nos la dan", dijo.

Preguntado sobre si esa cuestión es irrenunciable para el pacto, avisó de que la negociación "no es un regateo, ni un bazar persa, en el que Podemos plantea diez puntos, para que el PSOE diga que ocho y acaben siendo nueve". Y volvió a insistir en que "sin un motivo para renunciar a uno de los puntos, no es razonable que se retire". Además, y pese a que la víspera se había avanzado mucho, dijo que las cuestiones sobre desahucios y pobreza energética están "aún pendientes de cerrar".

Pese a la distancia marcada por Podemos, el PSOE ve posible el acuerdo. Su portavoz, Javier Sada, dijo que "nada es insalvable" y se mostró convencido de que serán "capaces de buscar puntos de encuentro". "Cometeríamos un error en enrocarnos", señaló al tiempo que insistió en que "corre prisa empezar a gobernar para dar respuesta a los problemas de los aragoneses". Y tendió la mano a CHA e IU para "sumarse" al pacto.

Se espera que las comisiones negociadoras de PSOE y Podemos intercambien a lo largo de hoy o del fin de semana el decálogo, ya con la redacción definitiva, para volver a verse las caras en una reunión y rematar. A ese posible acuerdo tendrá que sumarse, al menos, CHA, cuyos dos diputados son imprescindibles para la mayoría absoluta. Ayer, su portavoz, José Luis Soro, avanzó que "sería saludable" llegar a un "documento global de investidura" firmado por los cuatro partidos de izquierda para un gobierno "fuerte, estable y duradero". Pero no aclaró si estaría dispuesto a entrar en el Ejecutivo. Patricia Luquin, de IU, apremió la formación del gobierno para empezar a "cambiar las políticas" y poner a las "personas como protagonistas".

También el PP urgió la formación del Ejecutivo. Roberto Bermúdez de Castro, que anunció una oposición "fuerte, pero dialogante", confió en que haya gobierno "pronto", con un pacto "firmado y con luz y taquígrafos". Y lamentó que hay "muchos problemas más importantes" que el modelo de televisión, que no ha tenido "ni una queja". "Si ese es el problema, apañados vamos", concluyó. Por su parte, Arturo Aliaga, del PAR, se comprometió a trabajar "al servicio de los aragoneses" para "construir" un Aragón "de centro". Mientras, Susana Gaspar, de Ciudadanos, lamentó que "el reparto de sillones" en la Mesa deje "en segundo plano" la pluralidad.

Etiquetas
Comentarios