Despliega el menú
Aragón

Air Horizont renuncia a las rutas regulares y deja sin vuelo a alrededor de 4.000 viajeros

La compañía aragonesa garantiza que devolverá el importe a los afectados y de momento se centrará en el negocio de los chárter.

La aerolínea aragonesa Air Horizont anunció ayer que renuncia de momento a los vuelos comerciales que había programado para este verano a Roma, Múnich, Alicante y Sevilla. La compañía admitió que estas operaciones ahora "resultan inviables", por lo que centrará su actividad en los vuelos chárter para tratar de explotar su Boing 737, que llegó a Zaragoza a finales de mayo. Las rutas regulares no se descartan para el futuro, aunque no se han fijado plazos. Air Horizont aseguró que devolverá todo el dinero a los alrededor de 4.000 clientes que, según calcularon ayer fuentes de la compañía, habían reservado billetes.

La aerolínea nació con la intención de comenzar su actividad a mediados de mayo, y logró vender casi 1.500 billetes en sus primeros cinco días de reservas. Sin embargo, a finales de abril anunció que no iba a ser posible realizar los primeros vuelos previstos por un retraso en los permisos de operación. La compañía ya tuvo entonces que devolver el importe depositado por muchas de las reservas, y confió en poder comenzar sus rutas a Roma, Múnich, Alicante y Sevilla en junio.

Sin embargo, a finales de mayo nuevamente tuvo que anunciar un aplazamiento, ya que el certificado necesario seguía sin llegar. Entonces se fijó en el 2 de julio el estreno de sus vuelos comerciales. Ahora, y a pesar de que Air Horizont ya cuenta con los permisos necesarios, la empresa aragonesa renuncia a las rutas por el momento. Los sucesivos retrasos –en total se han dado hasta cuatro fechas diferentes– ha tenido un impacto negativo en las ventas que "no hace económicamente viables las operaciones regulares en este momento", según apuntó Juan Luis Díez, director gerente de la aerolínea.

Además, estos retrasos han hecho que la incorporación prevista de un segundo avión también se haya demorado, lo que hacía muy arriesgado comenzar a operar con un solo aparato.

Así, la compañía se va a centrar en los vuelos chárter. Los estrenó el pasado fin de semana con una ruta Barcelona-Berlín para llevar a 162 aficionados blaugranas a ver la final de la Champions League, en el que ha sido el primer viaje oficial de la compañía aragonesa. Díez afirmó que están estudiando varias propuestas para operar con este tipo de vuelos. Según aseguró, se van a mantener las tripulaciones y el personal, lo que supone unos 50 puestos de trabajo.

Según dijo el director gerente de la compañía aragonesa, hasta ahora la ruta que mayor aceptación estaba teniendo entre los clientes era la de Múnich, seguida de la de Roma. Los dos destinos nacionales, Alicante y Sevilla, estaban "algo más parados". Díez no concretó si se retomarán las rutas para la temporada de invierno o si se esperará al año que viene para comenzar a programar vuelos regulares.

Etiquetas
Comentarios