Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Más de 9.000 niños se quedan sin beca y cuatro colegios de Zaragoza cierran su comedor

Las ayudas de la DGA y el Ayuntamiento de Zaragoza no cubren el periodo de jornada continua, lo que obliga a cerrar cuatro comedores

Comedor de un colegio de Zaragoza
Comedor del colegio Zalfonada de Zaragoza.
Laura Uranga

Más de 9.000 niños comen durante el curso escolar en el colegios con becas de la DGA (7.246) y el Ayuntamiento de Zaragoza (1.770 contando dos programas distintos), además de otras ayudas de ONG, servicios sociales y particulares. Las becas de la DGA y el Ayuntamiento no cubren el periodo de jornada continua de junio y septiembre, por lo que más de 9.000 niños se quedan sin ayuda desde este lunes y esto obliga a cerrar cuatro comedores escolares donde la inmensa mayoría de los niños son becados.

Cuatro colegios de Zaragoza se quedan sin servicio de comedor este mes: Santo Domingo (en el Casco Histórico), Antonio Beltrán (Delicias), Luis Vives (Torrero) y Fernando el Católico (Oliver). Otros dos comedores pueden seguir abiertos gracias a las ayudas de entidades sociales y particulares: Ramiro Soláns (Oliver) y Andrés Manjón (Delicias). Y la mayoría de los colegios ven reducido el número de usuarios del comedor, ya que las familias que ahora se quedan sin beca no pueden asumir el coste completo del comedor este mes (92 euros).

"Todos los usuarios del comedor son becados menos uno. Como las becas de la DGA y del Ayuntamiento no cubren los periodos de jornada continua de septiembre y junio, nos vemos obligados a cerrar el comedor", explican desde el colegio Santo Domingo. La normativa marca un mínimo de 11 alumnos para mantener el comedor abierto.

"¿Cómo van a comer estos niños a partir del lunes? Hay situaciones límite. Para muchos niños la comida del comedor escolar es fundamental. Los comedores son tan necesarios en junio como el resto del año. No tiene sentido que las becas no cubran todo el año", afirma Félix Val, director del colegio Antonio Beltrán, con más del 80% de alumnos becados.

"En nuestro colegio, de 96 alumnos que usan el comedor todos son becados excepto dos. Podemos seguir abiertos en junio gracias a la solidaridad. La ONG Ayuda en Acción colabora todo el curso con nosotros y paga el comedor durante este mes. También hay personas que nos llaman de manera anónima y pagan el comedor de niños a los que no conocen", explica Rosa Llorente, directora del colegio Ramiro Soláns.Tres cursos con comedores cerrados en junio

"Que haya comedores obligados a cerrar en junio y septiembre es un retroceso y deja a muchos niños sin una comida digna al día. Las becas deberían cubrir todo el curso escolar, como se hacía hasta hace tres años. Y se deberían cambiar los requisitos de las becas para llegar a más gente necesitada", afirman desde la Federación de Asociaciones de Padres de Alumnos de Aragón (FAPAR).

En el curso 2012-13 el Departamento de Educación cambió los criterios de concesión de becas de comedor: dejaron de cubrir los periodos de jornada continua y se endurecieron los requisitos económicos. Para poder optar a la ayuda las familias deben cobrar menos del IPREM (6.390 euros al año o menos de 533 al mes, con alguna excepción).

En los últimos dos cursos escolares, el Ayuntamiento de Zaragoza ha complementado las becas de comedor de la DGA ampliando el requisito de la renta hasta el doble del IPREM. El Ayuntamiento ha concedido 1.333 ayudas gracias a este plan y otras 437 con ayudas de urgencia de los servicios sociales. También hay otras ayudas municipales incluidas en los planes integrales del Casco Histórico y de Oliver.Pendiente de la apertura de comedores en verano

FAPAR ha vuelto a reclamar en los últimos días la apertura de comedores escolares en verano. "Hacemos un llamamiento a los actuales responsables del Gobierno en funciones para decirles que los ciudadanos no entendemos de plazos para formar gobiernos, pero sí tenemos necesidades que deben ser atendidas. Exigimos que actúen con responsabilidad y planifiquen la apertura de forma inmediata", afirma Flor Miguel, presidenta de FAPAR.

El verano pasado, la DGA organizó por primera vez la apertura de comedores escolares en verano para atender a las familias con más necesidades. El plan fue muy criticado por su precipitación y mala gestión. El Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS) afirmó recientemente que este año también se dispone de una partida de un millón de euros del Ministerio para llevar a cabo esta apertura, pero no ha explicado cómo se hará ni si se repetirá el modelo del verano pasado (5 colegios en Zaragoza, uno en Huesca y uno en Teruel, y ayudas directas en el medio rural).

Fuentes del IASS han señalado que el plan está preparado para ser aprobado por el nuevo gobierno, "siempre y cuando la formación no se dilate mucho en el tiempo, en cuyo caso se haría por el gobierno actual".

Etiquetas