Despliega el menú
Aragón

El currículo de Bachillerato de la LOMCE fija cientos de puntos a evaluar para cada materia

El Gobierno de Aragón publicó este viernes las asignaturas y los itinerarios posibles para Bachiller.

Alumnos del instituto Parque Goya en Zaragoza
Alumnos del instituto Parque Goya en Zaragoza
HA

El Gobierno de Aragón publicó este viernes el nuevo currículo del Bachillerato. Una orden de 892 páginas que detalla minuciosamente las asignaturas que podrán ofrecer los centros y los estándares que tendrán que utilizar los profesores para evaluar a sus alumnos. La orden anterior tenía 231 páginas.

Precisamente este grado de detalle de los métodos de evaluación es la principal queja de los sindicatos de profesores. En la asignatura de Física y Química, por ejemplo, los docentes tendrán que tener en cuenta 90 estándares de aprendizaje que fijan todas las tareas que tendrá que ser capaz de desarrollar el alumno a lo largo del curso. Las respuestas a las que tendrá que responder, los esquemas que tendrá que hacer, las fichas resumen que deberá elaborar e incluso las búsquedas en internet que tendrá que llevar a cabo y sobre qué tendrán que versar sus trabajos de investigación.

La propia orden especifica que los estándares de aprendizaje "concretan lo que el alumno debe saber, comprender y saber hacer en cada asignatura" y que dichos estándares están diseñados para "contribuir a diseñar pruebas estandarizadas y comparables".

Los profesores consideran una "auténtica locura" estos "miles de estándares" y desde el sindicato CSI-F denuncian que los docentes "van a tener que dedicar más tiempo a evaluar que a enseñar".

"Estamos acostumbrados a la evaluación continua y todo va a quedar reducido y subordinado a esta nueva forma que consiste en estar continuamente midiendo. Para llevar a cabo lo que piden necesitaríamos a un profesor para evaluar y otro para enseñar en cada asignatura", protesta Javier García, portavoz de Educación del sindicato y miembro de la Comisión de Garantías de Educación.

"Es una multiplicación infinita de ítems que hay que resolver por cada alumno y que no deja tiempo para otra cosa más que para evaluar" coincide Jesús Iglesias desde el sindicato CGT.

Cuantos más recursos, más materias

La otra queja deriva de la gran oferta de asignaturas optativas (ahora denominadas 'específicas' o 'de libre configuración autonómica') que contempla la adaptación a la LOMCE. En primero de Bachillerato los centros pueden ofrecer hasta cuatro asignaturas más a sus alumnos que antes no estaban y en segundo podrán incluir hasta ocho más. Unas de cuatro horas a la semana, otras de tres y otras de una, por lo que los colegios ya han empezado a denunciar los problemas de organización y las dificultades a la hora de cuadrar horarios para que todos los itinerarios posibles sumen 30 horas lectivas a la semana.

La orden fija además que la posibilidad de implantar estas asignaturas optativas dependerá de "la demanda del alumnado, la plantilla del profesorado y las condiciones organizativas del centro" por lo que los sindicatos critican que esto supondrá una "clara desventaja" para la escuela pública.

CSI-F resalta las dificultades que pueden tener los colegios públicos para contar con docentes instruidos en las nuevas materias. "Los centros no van a poder ofertar tantas asignaturas y eso va a provocar diferencias con la escuela privada, que no tiene más que contratar a nuevos profesores para ampliar su oferta", explica Javier.

Y desde CGT se temen que semejante variedad de materias "abra la puerta a la potestad que ofrece la LOMCE a los directores para contratar o vetar profesores obviando las listas de interinos y las normas de empleo público".

Otros cambios

Este nuevo modelo empezará a aplicarse en primero de Bachillerato el próximo curso y en segundo en el periodo escolar 2016-2017. En primero desaparecerá la materia obligatoria 'Ciencias para el mundo contemporáneo' y en segundo 'Historia de la Filosofía' pasará a ser una optativa. Las demás asignaturas comunes se mantendrán iguales en los dos cursos: 'Filosofía', 'Lengua y Literatura I', '1º Lengua Extranjera I' y 'Educación Física' en primero y 'Historia de España', 'Lengua y Literatura II' y '1º Lengua Extranjera II' en segundo.

Está por ver cuántos centros implantan alguna de las novedosas asignaturas de libre configuración autonómica entre las que se encuentra 'Aragón. Historia y Derecho', una materia de una hora a la semana en cada curso en la que se estudiarán las tradiciones, el patrimonio cultural y natural y la historia de Aragón.

Etiquetas