Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Allianz defiende el informe del detective sobre los heridos del accidente del autobús

La aseguradora sostiene que los afectados llevaban «una vida normal», frente a las acusaciones que reclaman casi un millón de euros por las secuelas y el lucro cesante.

La abogada de la aseguradora Allianz, Nieves Romanos, sostuvo ayer que la empresa hizo un "esfuerzo brutal" para asumir el coste de los 38 trabajadores de GM lesionados en el accidente del autobús que cayó en el foso próximo a la estación de Delicias el 26 de noviembre de 2010. Ante los cuatro heridos con los que no han llegado a un acuerdo, la letrada defendió la posición de la valoración de las secuelas del forense así como el informe del detective que los siguió y llegó a la conclusión de que llevaban "una vida normal". Sostuvo que ese informe era válido frente a las "insidias" de las acusaciones que lo cuestionaron.No se vieron las imágenes

En la última sesión del juicio estaba previsto que se pudieran ver las imágenes grabadas a los heridos en su vida normal, cuando iban de paseo con una bicicleta o llevaban unas bolsas tras comprar en un supermercado, pero al final no se hizo. En una sala del nuevo edificio de la Ciudad de la Justicia estaba previsto ver los vídeos en un ordenador portátil en lugar de en una pantalla de televisión. Al final, los miembros de la acusación se dieron por informados de las imágenes porque las habían visionado antes de la vista, la abogada de la aseguradora no insistió en el vídeo porque la titular del Juzgado de los Penal 3 de Zaragoza advirtió de que ella vería las imágenes para tenerlas en cuenta a la hora de dictar la sentencia.

El fiscal sostuvo que era compatible la indemnización recibida por la incapacidad permanente total junto con los daños sufridos, como las secuelas que dejó el accidente y las pérdidas sufridas por dejar de trabajar.

Cristina Ruiz Galbe, abogada de la acusación particular, criticó el informe del detective que seguía a su cliente, José Oloriz, cuando iba de paseo con la bicicleta "de chica" que se compró porque ya no podía hacerlo en la que tenía antes. Defendía que tenía una placa que sujetaba tres vértebras de la columna vertebral y las secuelas sufridas estaban valoradas en 33 puntos. "El forense determinó que tenía una limitación importante para su vida", sostuvo la letrada, que pidió 135.000 euros.

El abogado del herido Juan Castilla se centró en el informe del doctor Gálvez sobre las secuelas de la insuficiencia respiratoria y los cicatrices sufridas, que no valoró el forense. Asimismo, destacó el estudio de un economista que aportó sobre el lucro cesante para determinar que reclame 120.000 euros a la asesguradora.Secuelas de depresión

Pedro Domeque alegó las consecuencias físicas y la depresión que generó el accidente en su cliente, Juan Casado, así como el lucro cesante, para elevar la indemnización hasta 310.000 euros. En la misma línea, se pronunció Rafael López, abogado de Luis Herrando, quien elevó su petición a 320.000 euros por los efectos sobre su vida habitual en varios deportes que dejó de praticar.

La juez dio la palabra al acusado Miguel Ángel R.A., que aceptó una pena de prisión de dos años y tres sin carné de conducir. Y pidió perdón a todos los afectados.

Etiquetas