Despliega el menú
Aragón

Las solicitudes de las becas Rector crecen más de un 20%

La UZ solo podrá costear la matrícula de los 410 alumnos que cumplen todos los requisitos.

La biblioteca María Moliner de la Universidad de Zaragoza durante uno de los periodos de exámenes.
Las solicitudes de las becas Rector crecen más de un 20%
Laura Uranga

Ante la falta de recursos para poder estudiar una carrera, el continuado aumento de las tasas académicas y la reducción de posibilidades para acceder a una beca del Ministerio de Educación, las ayudas ofrecidas por la Universidad de Zaragoza, también conocidas como becas Rector, se han convertido en la “salvación” para cientos de estudiantes.

Si el año pasado las solicitudes que se presentaron para acceder a estas ayudas ya crecieron un 10%, en esta ocasión, el incremento ha sido mayor, superando el 20%. Un total de 1.302 alumnos han “probado suerte”. De ellos, a la espera de algunas solicitudes que tienen pendiente la entrega de algún tipo de documentación, 410 cumplen todos los requisitos y tendrán concedida la beca. 

Para poder tener derecho a esta ayuda es necesario no tener ningún título universitario previo y haber presentado la del Ministerio de Educación. Además, los alumnos de primer curso deberán tener un 5 como nota de acceso y el resto deberán haber superado el 75% de los créditos de las titulaciones de ciencias sociales, jurídicas, artes y humanidades, el 65% en la salud y el 50% en ciencias, ingenierías y arquitectura. Por su parte, los másteres exigen una nota media de 6 puntos en los habilitantes y un 6,5 en los demás.

Unos requisitos un poco más amplios que los que ofrece el Ministerio de Educación, puesto que exige un 5,5 de nota media para los alumnos de primer curso y tener aprobado entre el 90% y el 65% de los créditos en el resto de años académicos. En el caso de los másteres, la nota de acceso sube hasta el 6,5 y el 7, dependiendo de si es habilitante o no.

Con esta situación, sumada a las restricciones económicas, muchos son los alumnos que se quedan fuera y que su única opción es conseguir una beca Rector. A esto se debe buena parte del aumento vivido en los últimos dos años, cuando los criterios para acceder a las becas del Ministerio de Educación cambiaron. Sin embargo, este repunte ha supuesto algunos problemas para la Universidad de Zaragoza, que aunque ha ido incrementando su presupuesto, no puede hacer frente a todos los gastos.

El curso pasado, la partida destinada a estas becas fue de 370.000 euros. Con ello se debían pagar todas las matrículas concedidas y ayudas de 600 euros a determinados alumnos por temas de material y transporte. “Ante esta situación llegamos a la conclusión de que lo mejor era rebajar estas subvenciones adicionales a 410 euros para que pudieran llegar a todos los alumnos que cumplían los requisitos”, recuerda Fernando Zulaica, Vicerrector de Estudiantes de la Universidad de Zaragoza.

Este curso académico, esta problemática se ha repetido con mayor repercusión. A pesar de que la partida destinada se ha incrementado un 2,6%, el número de becas concedidas se ha disparado hasta las 410. “Si se sacan unas cuentas simples se puede observar como con este número de alumnos solo se puede costear una matrícula de poco más de 900 euros”, explica Zulaica. Por ello, la Universidad de Zaragoza ha tomado la decisión de priorizar el pago de las matrículas “para evitar que algún estudiante tenga que dejar de estudiar porque no pueda costearse la carrera”.

De este modo, Zulaica considera que si es necesario incrementar el presupuesto de la Universidad de Zaragoza, “se hará el esfuerzo para que todos los alumnos que lo necesiten tengan la matrícula pagada”.

Etiquetas