Despliega el menú
Aragón

Aragón reparte el mayor lote de herencias sin heredero entre 116 proyectos benéficos

Un cambio normativo ha permitido desbloquear fondos que llevaban ocho años paralizados.

Imagen de archivo de una reunión de la Junta Distribuidora de Herencias de la Comunidad Autónoma de Aragón
Junta Distribuidora de Herencias de la Comunidad Autónoma de Aragón
Aragón_hoy

Este lunes se publicó en el Boletín Oficial de Aragón el mayor reparto de fondos procedentes de personas fallecidas sin herederos ni testamento desde que la comunidad autónoma adquirió la competencia de distribuir estos bienes.

En esta ocasión, los ahorros de 25 personas servirán para financiar 116 proyectos benéficos con más de un millón de euros.

Es el reparto más grande del que se ha hecho cargo la Junta Distribuidora de Herencias de la Comunidad Autónoma de Aragón, exceptuando la tramitación del expediente millonario de Elías Martínez, un técnico de Eléctricas que falleció sin herederos dejando una fortuna de 23 millones de euros con los que se construyó la residencia de ancianos de que lleva su nombre en Zaragoza.

Desde 2001 la Junta competente ha tramitado más de 300 expedientes de herencias sin heredero que se han traducido en diez repartos de unos 480.000 euros de media. Este es el primero que supera el millón de euros y se debe a un cambio de normativa que ha permitido desatascar la tramitación de herencias que llevaban bloqueadas desde el año 2006.

Herencias bloqueadas ocho años

Es el caso de los 60.000 euros en metálico que dejó a su muerte Emilia Zatorre Escacho. La comunidad autónoma de Aragón fue declarada en 2006 única y universal heredera de esta mujer. Sin embargo, el decreto que regulaba estas actuaciones hasta hace seis meses obligaba a convertir en 'dinero líquido' todos los bienes de la fallecida mediante subasta pública antes de repartir un solo euro de sus ahorros.

La experiencia ha demostrado que hay fincas rústicas imposibles de vender (las hay que son inundables o totalmente inútiles a día de hoy) y casas que no interesan a nadie a no ser que lleguen regaladas. A esto hay que sumarle siete años de una crisis que ha tenido al sector inmobiliario en estado comatoso.

El decreto del desbloqueo

Para resolver este problema, el Departamento de Hacienda y Administración Pública del Gobierno de Aragón publicó el pasado mes de noviembre un nuevo decreto que contempla la posibilidad de repartir por separado los ahorros en metálico del fallecido si una vez celebradas tres subastas no hubiese sido posible la enajenación de los bienes materiales.

Este cambio ha permitido que las antiguas propiedades por las que nadie pujaba dejen de protagonizar una y otra vez subastas que quedaban desiertas y pasen a incorporarse al patrimonio de la Comunidad Autónoma. Eso sí, deberán ser dedicadas a fines de carácter social.

Así, la otra parte de la herencia, el dinero en metálico, puede ser repartido ya y utilizado para financiar proyectos sociales de entidades benéficas. Del millón de euros que se ha repartido esta vez, 330.000 proceden de las herencias de siete personas que, como la de Emilia, llevaban años bloquedas.

Entidades sociales, las herederas

Los 60.000 euros de Emilia servirán para financiar los proyectos de 20 entidades. La Asociación Aragonesa de Daño Cerebral Adquirido (ATECEA) ha conseguido el 10% de esta herencia, 6.000 euros que ayudarán a la compra de un vehículo adaptado cuyo coste supera los 30.000 euros.

"Tenemos dos vehículos grandes para el traslado de los pacientes del centro a su domicilio pero ambos tienen diez años y en ese tiempo han sufrido un deterioro grandísimo. Necesitamos una furgoneta nueva y cualquier ayuda es buena", agradecen desde ATECEA.

La herencia más cuantiosa que se reparte en este lote perteneció a Consuelo García Urbón. La Comunidad Autónoma de Aragón aceptó su herencia (255.600 euros) en 2012 y ahora será utilizada para financiar once proyectos, entre ellos las obras de reforma de la guardería y del club de transeúntes de la Hermandad del Refugio de Zaragoza (hasta un coste de 120.000 euros) y la adquisición de un vehículo por parte de la Asociación Española contra el Cáncer para llevar la atención psicológica y social a Ejea de los Caballeros y a toda la comarca de las Cinco Villas (15.000 euros).

De la herencia de Consuelo también se ha llevado un buen pellizco la residencia de mayores de la Fundación Elvira Otal en Ejea de los Caballeros (25.600 euros, un 10% del total) como premio por haber denunciado la existencia de esta herencia ante la Administración.

Etiquetas