Despliega el menú
Aragón

Biel cree que una minoría empaña la vocación de servicio de miles de servidores públicos

Ha reconocido que todavía no se ha logrado que los aragoneses vean la utilidad de las Cortes.

Biel, en su despacho
Biel: "Será difícil que pueda dejar la política activa, pero no tutelaré nada"
Asier Alcorta

El presidente de las Cortes de Aragón, José Ángel Biel, ha afirmado este jueves que la actitud poco ética de una reducida minoría ha empañado la vocación de miles de servidores públicos, a quienes, como a él, les avergüenzan "algunos comportamientos".

Biel ha pronunciado estas palabras en el último acto institucional de celebración de San Jorge, Día de Aragón, en esta legislatura, que ha tenido lugar hoy en el Palacio de la Aljafería en Zaragoza, sede de las Cortes de Aragón.

En su discurso, ha recordado que desde que preside el Parlamento aragonés, el objetivo fue abrir las puertas de las Cortes, para lograr que los ciudadanos entendieran su dinámica y las sintieran más próximas.

Sin embargo, ha reconocido que todavía no se ha logrado que los aragoneses vean la utilidad de las Cortes, aunque "por la puerta de este Palacio hayan entrado en esta legislatura más personas que nunca".

"Tengo el convencimiento de que parte de la desafección ciudadana es porque todavía no hemos logrado plenamente que los aragoneses vean en su totalidad la utilidad de estas Cortes", ha dicho.

No obstante, ha añadido que otra de las causas de la desafección se debe al comportamiento poco ético de una reducida minoría y ha invitado a reflexionar sobre la responsabilidad de aquellos que por "simple táctica política", aunque "legítima", practican la demagogia por lograr un beneficio "cortoplacista"

.

"Yo soy político, como muchos de vosotros. Y me siento orgullosos de ser un servidor público que ha dedicado muchas horas al día durante muchos años al interés general de Aragón", ha resaltado.

Por ello, ha precisado que las conductas de "unos sinvergüenzas" o de unos "demagogos" no le amedrentarán, ni le hurtarán el orgullo de ser un servidor público.

Por otro lado, ha reivindicado la figura del Justicia de Aragón, Fernando García Vicente, quien ha recibido el premio de las Cortes de Aragón 2015, por ser "defensor" de los derechos de los aragoneses frente a la administración y ha afirmado que "yerra" quien pretenda debatir sobre la rentabilidad de esta figura.

Por último, ha defendido el marco de desarrollo y convivencia de la Transición que, a su juicio, no se puede cuestionar, porque "no existe otro mejor", en el que ha sido su último discurso institucional.

Durante este tiempo, ha intentado buscar acuerdos y defender con libertad sus ideas, pero sobre todo ha asegurado que no ha dejado de "amar" esta tierra y no ha dudado "ni un solo día" de la capacidad de los aragoneses para diseñar su futuro.

Etiquetas