Despliega el menú
Aragón

La Guardia Civil alerta de la peligrosidad de las trampas para ciclistas en zonas de monte

En Aragón, se vienen investigando áreas de Cadrete, María y Cuarte de Huerva.

Trampas para ciclistas encontradas hace unos meses en María de Huerva
Trampas para ciclistas encontradas hace unos meses en María de Huerva
Heraldo.es

Las trampas para ciclistas en zonas de monte vuelven a estar a la orden del día. El último episodio alarmante tuvo lugar la pasada semana, con la aparición de peligrosos obstáculos en una pista forestal de los caminos de A Rúa (Orense), donde los autores se tomaron la molestia de colocar cientos de clavos y tres varas de madera en una bajada en la que, según la persona que los encontró, “podrían llegar a alcanzarse los 80 kilómetros por hora”.

A comienzos de año, fue Manuel Fernández, asturiano de 57 años, quien se topó con un trozo de alambre de espino colgado entre dos árboles, quedando su rostro desfigurado.

Pero sin lugar a dudas, el episodio más grave tuvo lugar en septiembre de 2014, cuando Diego González, ciclista vigués, sufría una grave lesión medular al chocar con una piedra colocada intencionadamente en el monte gallego.

La Guardia Civil, consciente de que se trata de una práctica cada vez más extendida, lanzaba este mismo lunes un comunicado a través de Twitter en el que alertaba de la peligrosidad de estas acciones y reclamaba la colaboración ciudadana para encontrar a los autores: “Las trampas para ciclistas pueden provocar lesiones graves. Si sabes algo colabora llamando al 062”.

El mensaje ha tenido más de 1.500 retweets y ha generado muchas interacciones en la red. "La pregunta del millón es quién y por qué", señalaba la propia Guardia Civil, y recordaba que "el monte es muy amplio y resulta complicado investigar".

En Aragón, en los últimos tiempos, se viene investigando la aparición de trampas en las afueras de Zaragoza, como es el caso de varias sendas en los términos municipales de Cadrete, María de Huerva y Cuarte de Huerva. Ignacio Miñana, presidente del Club Ciclista de Cuarte de Huerva, alertó hace meses de que compañeros habían encontrado hierros en la zona de las Planas de María y La Muela.

Desde el portal 'Mountainbikeymás' recuerdan que "últimamente, estamos asistiendo a una proliferación de trampas para los ciclistas, para evitar que pasemos por caminos o zonas de fincas en las que no interesa nuestra presencia. Esto puede acarrear graves lesiones e incluso la muerte de alguna persona si las heridas se producen en partes sensibles como el cuello”, y asocian estos comportamientos a “países tercermundistas”.

Etiquetas