Despliega el menú
Aragón

Dos diseñadoras de nivel para reivindicar la moda aragonesa

Diana Valdecantos y Elisa Muresán muestran en la tienda de Irene Carretero, transformada en pasarela, sus nuevas colecciones.

El público vivió con intensidad el pase de las colecciones de Diana Valdecantos y Elisa Muresán.
El público vivió con intensidad el pase de las colecciones de Diana Valdecantos y Elisa Muresán.
F. JIMÉNEZ

Irene Carretero es mucho más que la impulsora de una tienda de moda (plaza San Braulio) que lleva su nombre. El arte, en forma de pintura y fotografía, también forma parte de su vida y de su espacio multiusos. Además, Irene es una mujer inquieta y ayer quiso transformar su tienda en una pasarela de moda. Sobre ella se vivió un desfile de diseñadoras aragoneses que tiene vocación de continuidad. "Al menos queremos celebrar dos al año para mostrar el buen hacer de nuestros jóvenes talentos", comentó.

El pistoletazo de salida se dio con las colecciones de Diana Valdecantos y Elisa Muresán. Ellas pusieron la guinda, pero entre bambalinas hubo mucho trabajo previo del que se ocuparon, entre otros, Rolando Ruiz, de la dirección; Juan Velasco, de la fotografía, o Esther Mallofre, de la peluquería.

El ‘photocall’ animó la espera a la entrada de la tienda. Por él pasaron todos los invitados, la mayoría mujeres, clientas y amigas de Irene que no quisieron perderse la cita. El espacio interior no es muy grande, pero el equipo organizador se las ingenió para montar la pasarela por la que pisaron con fuerza y soltura Dafne, Paloma, Eva, Sara y Laura.

El público siguió en pie el desfile y gracias a ello pudo entrar bastante gente. En el ‘backstage’, las dos diseñadoras vivieron el momento con intensidad. La oscense Diana Valdecantos ha participado en dos ediciones de Momad Metrópolis y ayer estaba casi igual de nerviosa. "Siempre quieres que todo salga perfecto –decía–; en cualquier escenario es importante cuidar los detalles porque el público va a juzgar tu trabajo.

El patronaje exquisito y la cuidada selección de materiales gustaron mucho. Vestidos entallados y estampados brillantes; líneas sencillas y elegantes pero con un aire muy sofisticado. Estas sensaciones dejó la colección de Diana, que no utiliza componentes de origen animal en sus tejidos.

Elisa Muresán reconocía que no tiene tanta experiencia sobre la pasarela como su compañera. No estaba nerviosa pero sí expectante. Finalmente, su ropa ecológica y sostenible dejó muy buen sabor de boca. "Son diseños que en su mayor parte se hacen a mano, para los que exclusivamente utilizo tejidos ecológicos y reciclados", comentaba durante la presentación.

Ellas no fueron las únicas protagonistas. Las modelos también mostraron los curiosos complementos de la firma gallega Xeix; los pañuelos de seda pintados a mano de María Antonia Conejero o los tocados de Artes Viró.

En fin, que el primer desfile de diseñadores aragoneses resultó un éxito. Irene Carretero, desde luego, estaba muy contenta. Las colecciones de Diana y Elisa las vende en exclusiva en Zaragoza y ayer confiaba en que este y otros eventos parecidos sirvan para hacer más visible el trabajo de los pequeños emprendedores vinculados a la moda en Aragón. Por ello brindó con sus invitados degustando también las dulces creaciones del joven chef Carlos Álvarez, formado en la Escuela de Martín Berasategui.

Etiquetas