Aragón

Aragón es la segunda comunidad en la que más cara resulta la revisión obligatoria de la caldera

Cuesta 67,64 euros. El precio es fijado por las administraciones autonómicas.

Aragón es la segunda comunidad en la que más cara resulta la revisión obligatoria de la caldera
HA

Aragón es la segunda comunidad en la que más caro resulta realizar la revisión obligatoria de la caldera, según un informe de la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC), que expone importantes diferencias a la hora de regular los precios de este servicio. 

Tan solo Navarra (67,72 euros) supera al territorio aragonés (67,64). En tercer lugar, aparece la Comunidad Valenciana (64,86). Por su parte, La Rioja, donde la revisión individual y comunitaria cuesta 20 euros menos que en nuestra comunidad (47,71), se presenta como la región más barata. Le siguen Baleares (52, 03) y Castilla y León (53,93).

La actual normativa sobre hidrocarburos establece que todas las instalaciones de gases combustibles, como gas natural o butano, que estén conectadas a una red de distribución, están obligadas a pasar una inspección cada cinco años, con objeto de garantizar la seguridad. Las empresas distribuidoras tienen en exclusiva la competencia de realizar las revisiones y el precio es fijado por las administraciones autonómicas.

Todas las comunidades disponen de una tarifa regulada salvo Canarias, Madrid y Murcia, donde los importes son establecidos por la 

empresa a la que se le encarga el trabajo.

En el informe, la CNMC reclama que se establezcan "unos criterios transparentes y homogéneos en las comunidades autónomas en la fijación de las tarifas de las inspecciones, de forma que los precios reflejen efectivamente el coste de realización de las mismas".

Según indican, "la introducción de presión competitiva en el mercado mejoraría las condiciones del servicio y reduciría los precios regulados".

En el año 2013, se realizaron 1.826.985 inspecciones periódicas por parte de las distribuidoras de gas natural, lo que representa aproximadamente un 25% de los puntos de suministro en el mercado nacional. Un 94% de las inspecciones realizadas se resolvieron sin anomalías.

La revisión obligatoria de la caldera no debe confundirse con la inspección de mantenimiento que se realiza una vez al año o cada dos años en la mayoría de aparatos y que puede ser efectuada por el fabricante de la caldera o un instalador subcontratado.

La oferta del mercado de inspecciones periódicas está determinada por las empresas distribuidoras de gas natural o de gases licuados del petróleo canalizado, y sobre éstas recae la obligación de realizar las revisiones.

Clientes de Gas Natural

Cantabria (29 clientes por cada 100 habitantes), Cataluña (28) y Madrid (26) son las comunidades autónomas que más consumen Gas Natural. En el extremo opuesto, Andalucía, Baleares, Murcia, Extremadura y Galicia presentan los valores más bajos (menos de 10 clientes por cada 100 habitantes).

Aragón se sitúa en un punto intermedio: el 15,6% de su población consume Gas Natural.

Redexis, que pertenece al grupo Goldman Sachs, abastece al 99% de los clientes de gas natural en Aragón.

Clientes de gases licuados del petróleo (GLP)

Los gases licuados del petróleo continúan siendo una alternetiva al gas natural, 

principalmente en pequeñas poblaciones o núcleos urbanos dispersos y alejados del suministro.

La comunidad autónoma con mayor penetración de GLP canalizado es Cantabria, con casi 6 clientes por cada 100 habitantes. A continuación, aparecen Galicia (2,83), La Rioja (2,43), Aragón (2,09) y Castilla La Mancha (2,04). El resto de comunidades están por debajo de dos clientes por cada 100 habitantes.

La provincia española líder es Huesca, con 8,24.

Repsol (75%), Vitogas (12,5%), Primagas (10%) y Cepsa (2,5%) se reparten el suministro de GLP en el territorio aragonés.

Etiquetas