Despliega el menú
Aragón

El Bada seca sus lágrimas con el Aranda

El técnico, José Francisco Nolasco, advirtió de que no pueden fiarse en los seis partidos de liga que restan y que tienen ya en mente el próximo choque ante el Juanfersa Gijón, su verdugo en la Copa del Rey.

La defensa del Villa de Aranda hizo lo imposible para frenar a Marcelo –en imagen, lanzando–, que se fue ovacionado por sus 7 goles.
La defensa del Villa de Aranda hizo lo imposible para frenar a Marcelo –en imagen, lanzando–, que se fue ovacionado por sus 7 goles.
R. Gobantes

El Bada Huesca llegaba al partido con el Villa de Aranda con la obligación de sacar los dos puntos para escaparse del peligro del descenso, sobre todo, pero también con la necesidad de recuperar el ánimo tras la dura derrota sufrida el Gijón el miércoles, que les privó de volver a jugar la final a cuatro de la Copa del Rey. Y logró ambos objetivos.

El partido estuvo marcado por la gran defensa oscense, especialmente en la primera parte; por un estelar Savic, que acabó con un 35,7% de paradas; por un gran acierto atacante por parte de jugadores como Marcelo, que acabó con 7 tantos, o Ugarte, que terminó con 4 de 5; y por supuesto, por la feliz reaparición de Abraham Rochel tras dos meses lesionado en los que el equipo le ha echado mucho de menos.

El partido comenzó con numerosas imprecisiones y robos por parte de dos conjuntos y de hecho, el Bada Huesca tardó casi cuatro minutos en anotar su primer tanto gracias a Marcelo, el goleador de la noche. Sin embargo, los oscenses tomaron carrerilla de la mano de Dijá, que marcó dos seguidos desde los siete metros.

El Aranda, sin embargo, no bajó la guardia e incluso llegó a empatar el partido a 5. Sin embargo, los oscenses mantuvieron la presión y, además, empezó a aparecer la figura de Adam Savic parando en pocos minutos dos lanzamientos desde los siete metros.

En el minuto 14, la afición recibió con una gran ovación a Abraham Rochel, que marcó muy pronto dos goles casi seguidos. El partido llegó al minuto 20 con cuatro de ventaja para los de Nolasco, que en el último tercio de la primera parte llegaron a incrementar la diferencia hasta los siete con las apariciones goleadoras de Ugarte, Cartón o Molina.

Los burgaleses reaccionaron tímidamente con dos tantos, pero Marcelo volvió a emerger para anotar sobre la bocina del descanso, dejando un 17-10 en el electrónico. En los burgaleses, se salvó el rápido extremo derecho Cabanas, con un gran porcentaje de acierto de cara al gol de 4 de 4.

En la segunda parte, el Bada Huesca salió dispuesto a dejar cerrado el partido cuanto antes y pareció conseguirlo ya que a los 10 minutos logró la máxima renta del encuentro con un 23-14. Savic seguía a lo suyo, parando, y en el ataque oscense aumentaban la cuenta Cartón, Novelle, Escribano, Ugarte y, cómo no, Marcelo, que se fue ovacionado.

El Villa de Aranda, que hasta ayer gozaba de una diferencia de tres puntos con los oscenses, no se dejó ir y jaleado por su ruidosa afición, consiguió remontar incluso hasta los cinco goles (25-20). Sin embargo, los oscenses no se pusieron nerviosos en ningún momento y a pesar de jugar en inferioridad, lograron volver a recuperar la diferencia de siete goles.

Los últimos cinco minutos fueron de posesiones largas por parte del Bada. Nolasco aprovechó para dar entrada a los más jóvenes y el Villa de Aranda, ayudado por las buenas intervenciones también de su portero Santana –terminó con un 31,9% de acierto–, logró maquillar tímidamente el resultado dejándolo en el 32-27."Hoy no podíamos fallar"

José Francisco Nolasco destacó la "seriedad y sobriedad" demostrada por sus jugadores "porque sabían que después del gran error que tuvimos de perder el partido de Copa, que nos podía haber permitido jugar una cosa muy bonita, no podíamos fallar hoy para intentar solventar la permanencia lo antes posible". Además, se felicitó de haber ganado el ‘golaverage’ al Villa de Aranda, que en la ida ganó a los oscenses de tres.

El técnico, no obstante, advirtió de que no pueden fiarse en los seis partidos de liga que restan y que tienen ya en mente el próximo choque ante el Juanfersa Gijón, su verdugo en la Copa del Rey, donde esperan escapar definitivamente de la zona baja.

Etiquetas