Despliega el menú
Aragón

​Las manos que mecen la cuna

"?Su fortuna fue la que más creció el año pasado, un total de 12.900 millones de euros, a pesar de su donación de 2.500 millones a varias organizaciones benéficas.".

El estadounidense Warren Buffett, la tercera fortuna del planeta y un generoso filántropo.
?Las manos que mecen la cuna
Archivo

Una de las noticias económicas de la semana ha sido el anuncio de que la empresa H. J. Heinz, propiedad de la firma brasileña 3G Capital, y el grupo Kraft Foods han alcanzado un acuerdo de fusión con el que crearán el quinto mayor grupo de alimentación y bebidas del mundo y el tercero de Norteamérica. Los actuales accionistas de Heinz controlarán el 51% de las acciones del nuevo ente.

El fondo 3G Capital, dirigido por el brasileño Jorge Paulo Lemann, compró hace dos años el grupo H. J. Heinz, por unos 28.000 millones de dólares (25.412 millones de euros) en una operación en la que también participó Berkshire Hathaway, propiedad del multimillonario Warren Buffett. Tras comunicarse el acuerdo, las acciones de Kraft se disparaban más de un 34% y alcanzaban una capitalización bursátil de unos 48.500 millones de dólares en el mercado Nasdaq, donde se han revalorizado un 47 % en los últimos doce meses.

De esta forma, Warren Buffett ha vuelto a ejecutar una jugada maestra, traducida en unas plusvalías espectaculares. Un éxito habitual en su trayectoria profesional. Por algo ocupa la tercera plaza en la lista Forbes de 2014, con 64.910 millones de dólares (59.000 millones de euros). De hecho, su fortuna fue la que más creció el año pasado, un total de 12.900 millones de euros, a pesar de su donación de 2.500 millones a varias organizaciones benéficas.

Buffett, de 84 años, es hijo de un excongresista estadounidense. Nació en Omaha pero se crió en Washington. Desde niño ya avanzaba su afiladísimo instinto para los negocios. De hecho, en el anuario de su instituto de 1947 aparecía junto a su fotografía el siguiente texto:"Le gustan las matemáticas. Es un futuro agente de bolsa".

Su precocidad resulta impactante. En su infancia vendía chicles, revistas y Coca Colas de puerta en puerta por su vecindario. Curiosamente, décadas después –en 1988–, se convertiría en uno de los accionistas de referencia de la multinacional de las bebidas, con un 7%. En su segundo año de instituto adquirió junto a un amigo una máquina de pinball por 25 dólares. La instalaron en una barbería y, unos pocos meses después, ya habían dispuesto varias más en otros establecimientos. Con diez años, aprovechó una escapada familiar a Nueva York para visitar ‘in situ’ Wall Street. Con once, compró sus primeras acciones, en concreto tres títulos de Cities Service Preferred. Siendo un adolescente se hizo con una granja.

Tras completar los estudios universitarios en Nebraska y Columbia, trabajó como analista de activos financieros y como comercial de inversiones. En 1956 inició su camino creando sus compañías, bajo el paraguas de Buffett Partnership Ltd, que posteriormente rebautizó como Berkshire Hathaway. Su capitalización actual es de 328.000 millones de dólares (300.000 millones de euros). La mayoría de sus acciones las donó a organizaciones benéficas. El poderío de Buffett es descomunal. Como muestra, en septiembre de 2008 salió al rescate del mismísimo Goldman Sachs inyectando 5.000 millones de dólares (4.550 millones de euros) en la entidad.

España no ha quedado al margen de sus movimientos. Durante la crisis ha adquirido la firma catalana de fabricación de termoplásticos Merquinsa y ha llegado un acuerdo con Caixabank para reasegurar una cartera de pólizas valorada en 600 millones de euros. También ha constituido en nuestro país la sociedad Berskshire Residencial Assets 1, con el objetivo de acometer inversiones inmobiliarias.

Etiquetas