Aragón

Zaragoza 'se apaga' para unirse a la Hora del Planeta

Decenas de edificios se quedaron ayer a oscuras para alertar sobre los efectos del cambio climático.

Las fachadas de Ibercaja y El Corte Inglés, a oscuras.
Guillermo Mestre

Las fachadas de la basílica del Pilar, del Ayuntamiento de Zaragoza, de la Lonja, de la Seo, del Seminario, del Auditorio, de Capitanía General, de Correos, de la Diputación Provincial de Zaragoza, de la Audiencia, de Correos, de la sede de Ibercaja, de los edificios de El Corte Inglés, del hotel Hiberus... Todas ellas, y otras muchas más, estuvieron ayer a oscuras durante una hora. Zaragoza se unía de esta manera a la Hora del Planeta, una iniciativa que ayer reunió a unas 10.000 ciudades de 172 países repartidos por todo el planeta, desde Samoa a las Islas Cook. El objetivo es alertar de los efectos del cambio climático y de la necesidad de cuidar el medio ambiente.

Entre las 20.30 y las 21.30 fueron decenas los edificios zaragozanos que apagaron sus luces ornamentales. El apagón global es un gesto simbólico, que no pretende tanto producir un importante ahorro energético como llamar la atención sobre la importancia de los comportamientos sostenibles en el día a día. Por lo general, de hecho, los edificios se mantienen encendidos por dentro, por cuestión de seguridad y porque algunos aparatos pueden gastar más en el proceso de apagar y volver a encender que el que consumen durante una hora.

La campaña de ‘apagado’ de las ciudades está promovida por la oenegé WWF. Comenzó en 2007 en Sidney, pero pronto saltó a todos los continentes para convertirse en un acontecimiento mundial. En España, este año 260 ciudades se comprometieron a dejar a oscuras sus monumentos o edificios más emblemáticos.Cumbre del Clima en París

En 2015 la campaña es, además, un altavoz para reclamar medidas para "cambiar el cambio climático", que es el lema con el que se lanza la iniciativa. Según explican desde WWF, este año la iniciativa es especialmente imperante, ya que se celebra solo unos meses antes de que se alcance el esperado acuerdo climático global en la Cumbre del Clima de París a finales de año.

En esta ocasión, la organización ecologista ha conseguido la adhesión de 12 países más que en 2014, con unas 10.000 ciudades apuntadas, más de 1.300 monumentos emblemáticos apagados, incluyendo unos 40 Patrimonio de la Humanidad como la Acrópolis de Atenas, la Alhambra de Granada, la ciudad amurallada de Bakú o la catedral de Colonia. Entre las adhesiones más importantes está la del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, quien destacó durante esta semana que "ninguna acción individual es demasiado pequeña para luchar contra el cambio climático".

La Hora del Planeta "es mucho más que una hora", aseguran desde estaorganización, para quien "la campaña es un símbolo mundial que pretende expandir su mensaje los 365 días del año, promoviendo acciones decididas de los ciudadanos, las empresas y los gobiernos contra el cambio climático". "Se trata de un símbolo que, transformado en acción, abrirá la ruta hacia el futuro sostenible que todos necesitamos", concluye la oenegé.

Etiquetas
Comentarios