Despliega el menú
Aragón

La Universidad de Zaragoza necesita 50 millones para obras urgentes hasta 2020

?Las autoridades universitarias insisten en pedir que se firme ya el plan de infraestructuras 2014-2020.

La Universidad de Zaragoza necesita 50 millones para obras urgentes hasta 2020
La Universidad de Zaragoza necesita 50 millones para obras urgentes hasta 2020
Guillermo Mestre

La Universidad de Zaragoza cifra en 50 millones de euros la cuantía que precisará en los próximos cinco años para hacer frente a obras urgentes en sus edificios. Según las previsiones que maneja el Rectorado, desde ahora y hasta 2020 aproximadamente tendrían que llevarse a cabo una decena de actuaciones en diferentes edificios e instalaciones de los campus de Aragón. Eso, sin contar la rehabilitación de la Facultad de Filosofía y Letras, una intervención que las autoridades universitarias consideran prioritaria y que se viene retrasando desde hace años.

De esos 50 millones, se calcula que más de la mitad tendrían que destinarse a la reforma integral de esa facultad zaragozana del campus de San Francisco que ya estuvo incluida en el plan de infraestructuras 2006-2012, pero que quedó arrinconada en beneficio de otras actuaciones (como la construcción de la Facultad de Educación), a pesar de tener redactado desde 2005 su proyecto de obra. La llegada de la crisis acabó de darle la puntilla. A día de hoy el Gobierno de Aragón reconoce la urgencia y la prioridad de esa rehabilitación, pero argumenta que no hay dinero.

Pendientes del plan plurianual

Joaquín Royo, adjunto al rector para infraestructuras, explica que además de esta actuación, la Universidad tiene documentadas otras diez (como mínimo) obras que habría que acometer con urgencia. Entre ellas cita la red de saneamiento de la Facultad de Veterinaria, la reparación de los forjados y los falsos techos del edificio de Interfacultades, acabar de equipar la Facultad de Educación, reformar la instalación del agua del Colegio Pedro Cerbuna, adaptar Odontología de Huesca, el arreglo de las cubiertas de Veterinaria y Económicas, adecuar la instalación eléctrica y de climatización de Medicina, sustituir la instalación de climatización de Derecho y Ciencias y mejorar las instalaciones y el acceso del Colegio Ramón Acín, de Huesca, entre otras.

De buena parte de estas obras que la Universidad considera de urgente realización ya se habló el año pasado en las reuniones mantenidas entre los representantes del Ejecutivo autonómico y de la Universidad. Esos contactos debían servir para elaborar el nuevo plan de infraestructuras 2014-2020 que permitiera rematar algunas de las actuaciones que el anterior dejó inconclusas o sin iniciar (de los 135 millones previstos en el plan 2006-2012 solo se ejecutaron 70). Fuentes consultadas aseguran que del plan 2014-2020 hay al menos un borrador consensuado que contempla y cuantifica algunas de las actuaciones señaladas por la Universidad, que fue elevado en su momento a la comisión mixta Universidad-DGA y que solo falta que sea firmado. A dos meses vista de las elecciones autonómicas es difícil que esa rúbrica se produzca, tal y como reconoció la propia consejera de Educación, Dolores Serrat, el pasado viernes, durante los actos de celebración de San Braulio, patrón de la Universidad de Zaragoza. A la petición expresa del rector, Manuel López, quien consideró que aún hay tiempo para seguir avanzando en algunas de las cuestiones importantes, Serrat contestó que era difícil asumir nuevos compromisos y como mucho se comprometió a buscar fórmulas extraordinarias para arreglos urgentes en Filosofía.

Etiquetas