Despliega el menú
Aragón

El abogado de Esco niega que este interviniera en la operación de los suelos del kartódromo

Desvincula al exviceconsejero de Obras Públicas de la última investigación de la Fiscalía que acarreó su detención el viernes.

El exviceconsejero de Obras Públicas del anterior gobierno PSOE-PAR, Carlos Esco, no tuvo ninguna intervención en la compra de suelos que ocupaba el antiguo circuito de ‘karts’ situado en la carretera de Madrid, junto a la Venta de los Caballos, y que sirvieron para ampliar la Plataforma Logística de Zaragoza (Plaza). Así al menos lo transmitió ayer su abogado, Juan Monclús, al conocer el asunto por la prensa, puesto que la Policía no le explicó los motivos de la nueva imputación de su cliente y no le dejó hablar con él ni le permitió ver las diligencias que dieron origen a su detención.

Tanto Carlos Esco como el exgerente de Plaza, Ricardo García Becerril, fueron arrestados el pasado viernes por agentes del Grupo de Blanqueo de la Jefatura Superior de Policía de Aragón, a raíz de unas diligencias que ha abierto la Fiscalía Provincial de Zaragoza por presunta malversación de caudales públicos en la compra de los mencionados terrenos. Ante la negativa de los funcionarios a comunicarles los hechos delictivos concretos que les atribuyen, ambos, aconsejados por sus letrados, se acogieron a su derecho a no declarar y la Policía los puso en libertad.

"Si se trata del asunto del kartódromo, tal y como hemos conocido hoy (por ayer) por los medios de comunicación, Carlos Esco no intervino para nada en esa operación", aseveró Monclús. El letrado cuestionó la "falta de información", máxime cuando las diligencias no son secretas. Consideró innecesario que los agentes fueran a detener a su cliente a su casa de Huesca, donde se encontraba solo con su hija menor de edad, ya que siempre que se le ha llamado para prestar declaración ha accedido voluntariamente.

En el caso de Ricardo García Becerril, desde que fue detenido por primera vez en agosto de 2013 no ha faltado ni un solo lunes a la presentación en el juzgado que le impuso como medida cautelar el magistrado que instruye la causa principal de Plaza, por lo que a sus abogados, José María Gimeno del Busto y José María Pabán, también les extrañó que lo detuvieran en el paseo de la Independencia.

La nueva investigación parece partir de una denuncia presentada ante la Fiscalía Provincial por una persona que informó de que por esos terrenos la sociedad pública pagó el triple de lo que realmente valían. La cantidad de la que se está hablando es de unos seis millones de euros. Además, el vendedor había entregado presuntamente a los artífices de la operación una cantidad de dinero en negro.

García Becerril y Esco, dos de los principales responsables del desarrollo de la Plataforma Logística durante el anterior gobierno, se encuentran encausados en otros dos procesos judiciales por presunta malversación de caudales públicos durante las obras del macrocomplejo.

En uno de ellos, el llamado caso Naves, la instrucción judicial ha concluido prácticamente ya que solo falta que los abogados defensores presenten sus escritos de defensa y se fije una fecha para el juicio oral. Con Esco y García Becerril serán juzgados el constructor y expropietario del Real Zaragoza, Agapito Iglesias, y el exdirector técnico de Plaza, Miguel Ángel Pérez, por el pago de un sobrecoste de 17,8 millones de euros en la construcción de 119 naves por la empresa Codesport, de Iglesias. En la otra causa hay imputadas una veintena de personas por una presunta malversación de más de 100 millones de euros durante la urbanización de Plaza.

Etiquetas