Aragón

Entre dos mares

Ángel Vicioso arranca mañana su participación en la prestigiosa Tirreno-Adriático.

Ángel Vicioso defiende los colores del Katusha ruso desde 2012.
Entre dos mares
Katusha Team

Desde la costa del mar Tirreno hasta el litoral del Adriático. Ángel Vicioso dirige su bicicleta por la Italia azul en una de las grandes citas del calendario internacional. La Tirreno-Adriático es la carrera de los dos mares; la prueba en la que el ciclista del Katusha volverá a ser el gregario de lujo de su jefe, Joaquim ‘Purito’ Rodríguez, y el combativo ciclista que busca la victoria de etapa. "El calendario empieza a animarse.

En la Tirreno van a estar los principales corredores del pelotón. Y también todos los velocistas que preparan las clásicas. Esto es bueno para el espectáculo, para los aficionados y para el interés del ciclismo en general", apunta Vicioso, que se encuentra concentrado en la localidad italiana de Lido de Camaiore, punto de partida de la carrera que finalizará el día 17.

El aragonés está "mejor que ningún año". Ya ha olvidado el terrible accidente que sufrió el 15 de mayo de 2014, cuando se fue al suelo poco antes de finalizar la sexta etapa del Giro de Italia. Una triple rotura limpia del fémur de la pierna derecha estuvo a punto de condicionar su futuro deportivo. El pasado 4 de febrero volvió a ponerse un dorsal en el Tour de Dubái. Y desde entonces no ha dejado de pedalear. "Sin dolores ni molestias, me encuentro fenomenal de ánimo y fuerzas", resalta el de Alhama de Aragón. Y con ese ímpetu aborda desde mañana la prueba, que cumple sus bodas de oro con un cartel de lujo ya que reunirá a tres de los últimos ganadores de las grandes vueltas del World Tour: Alberto Contador, que se coronó campeón en San Benedetto del Tronto en 2014, el italiano Vincenzo Nibali y el colombiano Nairo Quintana. El británico Chris Froome será baja por una infección pulmonar, según confirmó ayer el equipo Sky.

El curso no ha podido empezar mejor para Vicioso: "No me he bajado de los quince primeros en la clasificación. Así que estoy muy satisfecho del rendimiento que estoy teniendo", afirma el deportista. El hombre del Katusha ha competido en el Tour de Dubái, en el Trofeo Laigueglia (donde finalizó en 12ª posición); en el Tour de Haut Var-matin (sexto en la general) y en la clásica Eroica Strade Bianche el pasado sábado (12º). Le esperan el Gran Premio Indurain (4 de abril), la Vuelta al País Vasco (6 al 11 de abril) y las clásicas Amstel Gold Race (19 abril), Flecha Valona (22 abril) y la Lieja Bastoña (26 abril).

Pero ahora toca la prestigiosa Tirreno-Adriático, que arranca mañana con una contrarreloj por equipos de 22,7 kilómetros. El objetivo es ayudar a su compañero de habitación, Purito Rodríguez. "Trabajamos el grupo para que esté ahí arriba y que sus sensaciones sean cada vez mejores", apunta Vicioso, que no descarta pelear por el triunfo en alguna de las siete etapas de la ronda.

Pocos ciclistas pueden presumir de haber completado 17 temporadas en lo más alto. Ángel Vicioso celebra en 2015 este cumpleaños con la mente puesta en el Tour de Francia, la carrera "mágica" a la que aspira regresar. "Todavía no están definidos los equipos, pero mantengo la ilusión estar ahí", concluye.

Etiquetas