Despliega el menú
Aragón

Fernando Aínsa

Ha sido y es periodista, ensayista, narrador y poeta y tiene vocación de animador cultural.

Fernando Aínsa (Palma de Mallorca, 1937) se ha convertido en escritor aragonés y nómada con parada y fonda en Oliete y Zaragoza. Ha sido y es periodista, ensayista, narrador y poeta y tiene vocación de animador cultural. Siempre tiene un as en la manga o un par de libros en prensas: ahora publica una antología en Lastura, en castellano y en luso-galaico, pronto ofrecerá un nuevo poemario en Olifante y ha sido seleccionado por Antonio Serrano Cueto para una antología de micorrelatos en Menoscuarto. Querríamos fijarnos hoy en un nuevo libro, muy cuidado, dividido en cuatro secciones: ‘Desde el otro lado. Prosas concisas’ (Pregunta, 2014. 138 páginas), que es un libro particular porque tiene algo de síntesis de su concepción del cuento, de su afición por el género hiperbreve y de su acercamiento al aforismo y al pensamiento. El libro es variado, imaginativo, se aproxima al realismo mágico y al absurdo, en sus piezas más largas, que a veces presentan algún paralelismo con Cortázar o Ribeyro; hay cuentos sobre la identidad, el doble, el paso del tiempo, el amor (real y metafórico, como sucede en el sorprendente en ‘Los sutiles envoltorios del amor’), sobre la escritura, ahí está ‘Dificultades de la traducción’ o sobre los mitos. En el microrrelato se siente cómodo. Escribe: «Quería encontrarse a sí mismo y fue a la consulta de un psicoanalista. Después de escucharlo atentamente el doctor sacó un plano de la ciudad y le indicó: ‘Está usted aqu풻. De sus aforismos destacamos este: «Hay que amar a alguien hasta el plagio». El libro, divertido e ingenioso, lleva un prólogo del profesor y crítico Fernando Valls: un apasionado y completo viaje por las claves de la vida y la obra de Fernando Aínsa, sin duda.

Etiquetas