Aragón

Monzón vuelve a convertir la historia medieval en espectáculo

La recreación de una sesión de las Cortes de 1289 reunió en la catedral a un millar de espectadores.

El obispo da la comunión al rey en la misa en latín recreada antes de la sesión de Cortes
El obispo da la comunión al rey en la misa en latín recreada antes de la sesión de Cortes
José Luis Pano

Las recreaciones históricas en Monzón arrastran a numeroso público. Hubo oportunidad de comprobarlo en el homenaje a Guillem de Mont-Rodón, que aspira a ser declarado fiesta de interés turístico regional, y en la I Encomienda Templaria celebrada el año pasado. Pero también ayer, con motivo de la recreación de las Cortes Generales de Aragón que tuvieron lugar en 1289.

La historia contada de forma dramatizada se ha revelado como un atractivo turístico capaz de dinamizar la economía local. Así se ha puesto de manifiesto una vez más este fin de semana con la presencia de más de un centenar de recreacionistas llegados en su mayoría de Aragón y Cataluña, pero también de Valencia o del sur de Francia. Su presencia, así como la de numerosos visitantes, ha llenado los hoteles de la ciudad, según informaba ayer con satisfacción el concejal de Turismo, Jesús Guerrero.

Medievalia, Trotamundos y Senderos Legendarios están coordinando una representación que comenzó ayer por la mañana con el desfile de los representantes de Aragón, Cataluña y Valencia, junto con el pueblo, desde el castillo hasta la plaza Mayor. Más tarde, en la fortaleza, el rey Alfonso III pronunció su discurso de bienvenida, secundado por el canciller real, el fiscal de las Cortes y el Justicia de Aragón, así como por los obispos de la Corona.

La recreación plasma de forma lo más fidedigna posible cómo pudo ser un evento político y social de estas características, el antecesor del parlamentarismo moderno. Los estamentos de la Edad Media debatían, por ejemplo, sobre los tributos que debían pagar los súbditos al rey para que este financiara sus campañas bélicas, tal y como se pudo comprobar anoche en la catedral de Santa María del Romeral, sede de las Cortes durante 500 años.Misa en latín y una taberna

Pero esta recreación no ha plasmado solo los debates parlamentarios sino todo lo que les rodeaba: la llegada de las tropas, construcción de campamentos, exhibiciones de la caballería y de la infantería, misas en latín y hasta una taberna con comida y bebida medieval.

Por la noche, dieron comienzo las sesiones de Cortes que fueron seguidas por más de un millar de personas. No todas pudieron entrar en el templo, por lo que se instaló una pantalla gigante para poder presenciar la dramatización. Hoy la recreación ‘La Unión aragonesa y el Privilegio real’ se repetirá en el auditorio de San Francisco en dos sesiones, a las 12.00 y a las 18.00. La entrada es libre hasta completar el aforo, de 450 butacas.

Etiquetas