Despliega el menú
Aragón

“Tenemos el derecho y el deber de reclamar justicia con lo que somos y hemos sido”

La DGA presentó ayer en Barcelona el proyecto cultural ‘Corona de Aragón. Historia y arte’. Asistió la colonia aragonesa, pero faltó representación de los organismos catalanes.

La consejera Dolores Serrat, ayer, en la primitiva sede del Archivo de la Corona de Aragón
La consejera Dolores Serrat, ayer, en la primitiva sede del Archivo de la Corona de Aragón
Gobierno de Aragón

"Es un proyecto para reivindicarnos, reafirmarnos y fortalecernos. Aragón tiene el derecho y el deber de reclamar justicia con lo que somos y hemos sido". Con estas palabras presentaba ayer en Barcelona Dolores Serrat, consejera de Educación, Universidad, Cultura y Deporte, el proyecto ‘Corona de Aragón. Historia y arte’. Lo hacía en un marco ideal, la primitiva sede del Archivo de la Corona de Aragón (cuyo bloqueado patronato sigue siendo una asignatura pendiente), pero no ante el auditorio que buscaba. Porque eran notorias las ausencias de partidos políticos e instituciones catalanas.

Al acto acudió parte de la colonia aragonesa en la ciudad condal, desde representantes de las distintas casas de Aragón al escritor Ramón Gil Novales, que aseguraba haberse sentido "voluntariamente obligado" a acudir a "la llamada de Aragón". Hubo poca prensa catalana y un ramillete de políticos, en su mayoría del PP: la delegada del Gobierno en Cataluña: María Llanos de Luna; la vicepresidenta tercera de la Mesa del Congreso, Dolors Montserrat; la diputada nacional Angeles Esteller; el diputado provincial Josep Llovet; y, por parte aragonesa, Rosa Plantagenet y el regionalista Alfredo Boné, entre otros. Se cursó invitación a todo el Parlamento catalán.

‘Corona de Aragón. Historia y arte’ es un proyecto cultural que se articula en torno a cinco grandes exposiciones, que se celebrarán en distintos escenarios hasta 2019. La primera de ellas, ‘Fernando II de Aragón, el rey que imaginó España y la abrió a Europa’, comisariada por Carmen Morte, se inaugura el próximo día 10 en la Aljafería.

La presentación había sufrido dos reveses en las horas previas: por un lado, el coordinador científico del proyecto, José Ángel Sesma, había anunciado que no podría participar por una cuestión familiar inaplazable; por otro, la presidenta aragonesa, Luisa Fernanda Rudi, declinó viajar para atender la situación creada por las inundaciones. La presentación, en cualquier caso, siguió adelante, y quien quiso escuchar, escuchó.

Escuchó a la consejera Dolores Serrat confesar que se sentía orgullosa de ser catalana (ha nacido en Ripoll), "tanto como de ser aragonesa". "Es una iniciativa necesaria –dijo, refiriéndose al proyecto cultural– para hacer apología de nuestra historia, construyendo puentes y no barreras. Servirá para recomponer lazos con otros territorios". Y aludió, como se esperaba, a la coyuntura política actual: "En España se están viviendo tensiones sin precedentes y la solución solo pasa por el respeto a la Corona y a la unidad de España".

Intervino también Javier Callizo, director general de Patrimonio, que habló sobre las claves de la exposición, pero también del proyecto y de sus actividades complementarias. Anunció, por ejemplo, que se ha creado un portal en el que se colgarán, digitalizados, distintos documentos históricos relacionados con la Corona de Aragón. Ese proyecto, que se presenta hoy, arrancará con 22.000 documentos en formato digital. También habló de un ciclo de conferencias que acompañará a la primera de las exposiciones. Comenzará el 17 de marzo (José Ángel Sesma) y acabará el 5 de mayo (José Antonio Escudero). Entre ambos, y con periodicidad semanal, destacados especialistas abordarán distintos aspectos de la historia aragonesa durante el reinado de Fernando II. Y poco más dio de sí la presentación, que estuvo amenizada por el grupo aragonés Antigua Capilla Hispana (Joan Miró, Mariano Valdezate, María Sala y Gorka Gómez). En el vino final (DO Cariñena), el director del Archivo de la Corona, Carlos López Rodríguez, demostraba lo poco que han cambiado las cosas a pesar del paso de los años: "El archivo goza de muy buena salud, sobre todo ahora que ha sido distinguido con el Sello del Patrimonio Europeo –subrayaba–. ¿El Patronato? Esa cuestión yo no puedo contestársela, tiene que dirigirse al Ministerio. Allí le dirán".

Etiquetas