Aragón
Suscríbete por 1€

Simply, eficiencia energética en supermercados

Las estrategias de desarrollo de la compañía se apoyan de forma constante en la ecoinnovación empresarial. El objetivo es buscar medidas de eficiencia energética técnica y económicamente viables, que además sean fácilmente exportables de unos centros a otros, y crear una política común en materia de eficiencia energética.

Simply, eficiencia energética en supermercados
Simply, eficiencia energética en supermercados

Supermercados Simply, perteneciente al grupo Auchan, nace en Zaragoza en 1960 para dedicarse a la distribución comercial a través del formato supermercado. En la actualidad, Simply se encuentra presente en 12 comunidades autónomas y cuenta con 260 supermercados e hipermercados, 19 gasolineras y 7 centros logísticos.

La operación de las instalaciones de supermercados propios supone un consumo anual de 121,84 Gwh/año. Esto es debido a que dichas instalaciones cuentan con equipos que consumen grandes volúmenes de energía, como los muebles frigoríficos o los sistemas de iluminación, los cuales desempeñan un papel fundamental en el correcto funcionamiento de su actividad.

Por este motivo, las estrategias de desarrollo de la compañía se apoyan de forma constante en la ecoinnovación empresarial. El objetivo es buscar medidas de eficiencia energética técnica y económicamente viables, que además sean fácilmente exportables de unos centros a otros, y crear una política común en materia de eficiencia energética. Así se consigue optimizar los procesos para reducir los consumos energéticos, mejorando la competitividad de la empresa al mismo tiempo que se reduce el impacto ambiental de su actividad.

Análisis energético

En primer lugar, Simply realizó un exhaustivo análisis energético de los equipos en los supermercados e hipermercados. Los resultados mostraron que el 50% de la energía consumida se destina a la producción de frío para la conservación de los alimentos frescos, un 16% a la climatización y otro 16% a la iluminación. El 20% restante procede de otros instrumentos electrónicos, aparatos informáticos, etc. Se pudo observar que uno de los puntos clave son los sistemas térmicos (generación de frío y climatización), pues suponen un 65% del total.

Generación del frío

La primera de las mejoras emprendidas consistió en reducir el consumo del sistema de generación de frío. Para ello se instaló un nuevo sistema de condensación y evaporación flotante en las centrales de generación de frío. El nuevo sistema permite regular las características de trabajo del sistema, de acuerdo con la temperatura exterior, de manera que si en el exterior la temperatura ambiental es más baja, no es necesario que el sistema trabaje a plena carga para la generación de frío. Si la temperatura es más elevada, la central de frío trabajará a pleno rendimiento.

También se instaló un variador de velocidad en los compresores de las centrales de frío, tanto de refrigeración como de congelación. El variador de velocidad modula el trabajo al compresor, minimizando los picos de consumo por arranques y paradas y, por tanto, la energía demandada se reduce.

Climatización

En el caso de la climatización, además de sistemas como el ‘precooling’ o la renovación de aire por sondas de CO2, se incorporó un sistema para aprovechar el calor residual que emite la central de refrigeración (instalación frigorífica). El sistema absorbe el calor que desprenden los muebles de frío; este calor se trata en las unidades de acondicionamiento de aire y se reintroduce de nuevo en el supermercado para ahorrar, de esta manera, en calefacción.

Tecnología LED

En cuanto a los sistemas de iluminación, y tras un periodo de pruebas con tecnología led, Supermercados Simply estableció este sistema como el estándar en la iluminación general de la compañía. Este proceso dio lugar en 2013 a la primera tienda con iluminación 100% led en todas sus secciones, que se está replicando en el resto de la cadena. En la actualidad, 22 supermercados cuentan ya con iluminación led.

De forma complementaria, se ha fomentado el aprovechamiento de la luz natural, siempre que sea posible, o la instalación de sensores de presencia en zonas de tránsito para su encendido y apagado automático.

Un ejemplo de éxito en la aplicación de estas medidas es el Supermercado Simply situado en el barrio de Torrero, en Zaragoza. El centro emprendió un plan de eficiencia energética en colaboración con el IDAE, consiguiendo unos ahorros de 96 MWh al año, lo que supone reducir un 27% sus consumos energéticos anuales.

Etiquetas