Aragón
Suscríbete por 1€

En busca del polo del frío de sierra de Gúdar

Cuatro ayuntamientos participan en un estudio que busca los lugares más fríos del Sistema Ibérico oriental. Los promotores están convencidos de que las temperaturas más bajas escapan a la red meteorológica oficial

Pluviometría. Nacho Ibáñez promueve una red de pluviómetros en la confluencia de Teruel y Castellón para conocer con precisión las precipitaciones de la zona. El despliegue cuenta con 14 medidores instalados.
En busca del polo del frío de sierra de Gúdar
ha

Un grupo de aficionados a la meteorología vinculados a la comarca de Gúdar-Javalambre busca el "polo del frío" del sudeste del Sistema Ibérico con la colaboración de varios ayuntamientos. Los investigadores están convencidos de la existencia de puntos que registran heladas mucho más intensas que las reflejadas en la red de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). Según los datos de partida, las diferencias entre la temperatura mínima oficial y la registrada en zona bajas donde se acumula el aire frío pueden alcanzar los 12 grados.

Las discrepancias entre los datos de la Aemet y las temperaturas mínimas alcanzadas en los términos municipales se acentúan cuando la situación meteorológica es anticiclónica, los vientos están en calma y los cielos permanecen despejados durante varios días seguidos. Se produce entonces el fenómeno de inversión térmica y las vaguadas y valles registran heladas más intensas que las zonas elevadas, una situación inversa a la habitual.

Para localizar los parajes más fríos del área de estudio, el equipo investigador partirá de la información que facilitan los propios vecinos basada en sus experiencias personales y en las termografías –fotos que reflejan la temperatura del suelo– de la NASA. El trabajo consiste en la instalación de estaciones meteorológicas automatizadas en los puntos que, de acuerdo a la información disponible, tienen muchas posibilidades de alcanzar mínimas muy inferiores a las de la red estatal de Aemet.

Uno de los promotores de la investigación, Nacho Ibáñez, señala que la malla de sensores de la Aemet es poco densa en la provincia de Teruel y no refleja las temperaturas extremas que se alcanzan en algunos puntos. Pone como ejemplo que, mientras en la localidad de Mosqueruela el termómetro de la Aemet marcaba durante el último temporal de nevadas y frío -7 grados, en un control realizado fuera del pueblo se midieron -17. En otra ocasión, frente a los 3 grados positivos del casco urbano, en un paraje situado "a dos kilómetros" el registro se desplomaba hasta -8. "Buscamos los puntos más fríos del sudeste ibérico", dice Ibáñez, convencido de que no figuran entre los vigilados por la Aemet.

El trabajo de recogida de datos está todavía en sus primeras fases y los promotores quieren ampliar el número de ayuntamientos colaboradores a pueblos como Villarroya de los Pinares y Fortanete, candidatos a tener alguno de los "polos del frío". De momento, se han instalado equipos para la toma de temperaturas en Mosqueruela, Monteagudo del Castillo, Cedrillas y Alcalá de la Selva. La colaboración municipal consiste en la adquisición de la estación de toma de datos, mientras que de la instalación, recogida y procesamiento se encargan los colaboradores del proyecto. El registrador, del modelo Microlite, se monta sobre un pilón de madera de 1,5 metros de altura dentro de una estructura que lo protege de la radiación solar.

Nacho Ibáñez considera que los datos que resultarán de la investigación serán llamativos y pueden contribuir a la promoción de la zona analizada a partir de la singularidad de su clima. Explicó que otras zonas de la provincia, como el Jiloca, registran también fuertes heladas pero debido a su planitud son menos propicias a la inversión térmica con lo que las diferencias térmicas en el territorio son menos acusadas.

El alcalde de Cedrillas, José Luis López, explica que, desde hace dos meses, los promotores del ‘Proyecto polos del frío del sureste de Teruel’ han instalado un dispositivo de toma de temperaturas en un paraje situado "en medio del monte" entre el pueblo y El Castellar. López añade que los registros están a disposición del Ayuntamiento a través de internet. El alcalde considera que esta iniciativa puede dar proyección a la comarca en ámbitos científicos.

Etiquetas