Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

'Hoteles' para insectos

En el jardín hay diminutos ayudantes que consiguen polinizar las plantas, mantienen a raya las plagas y contribuyen a mejorar el suelo. No piden nada a cambio, pero podemos darles un hogar y tenerlos así cerca.

Gracias a aplicaciones de ‘smartphone’ como Pinterest se pueden descubrir todo tipo de genialidades, como la página web de Learning Landscapes donde explican todo tipo de proyectos y entre ellos destaca la creación de ‘hoteles’ para insectos. La naturaleza cuenta con sus propios jardineros:abejas, avispas, escarabajos, tijeretas, mariquitas, crisopas... que ayudan a polinizar las flores, pero también controlan la proliferación de plagas.¿Cómo crearlos?

Según el tamaño del jardín o la terraza, se puede construir un hotel adecuado. Si no hay mucho espacio, lo ideal es optar por una caja de madera, de las de fruta, y amontonar en ella las diferentes ‘habitaciones’. Conviene aclarar que los insectos no van a aparecer por arte de magia y que es probable que nunca lleguen o que otros ocupen su lugar. Tampoco es algo muy importante:en realidad es tan divertido el proyecto como su resultado.¿Por qué crearlos?

Porque en el mundo no hay suficientes abejas solitarias, mariquitas o crisopas. Cuantas más, mejor, porque solo traen consigo bondades para nosotros. Por otro lado, es una oportunidad para hacer un proyecto con niños:se les enseña que los insectos son beneficiosos, y suponen una ventana para contemplarlos de cerca. Finalmente, el huerto, el jardín o las macetas de la terraza lo agradecerán.¿Qué se necesita?

Primero, el ‘edificio’. En la fotografía de Learning Landscapes han utilizado palés, una opción muy barata y sencilla. Caben en un rincón del jardín, se pueden pintar si se desea de algún color divertido, y en ellos se incluyen las ‘habitaciones’. En la caja de fruta se pueden hacer divisiones con tablitas o bien colocar directamente las estancias. Han de ser variadas, y cada insecto tiene sus preferencias:en el habitáculo con paja anidarán a gusto las crisopas, cuyas larvas devoran plagas como áfidos, cochinillas algodonosas, mosca blanca, huevos de ácaros... Se puede meter la paja en macetitas de barro, cajitas de madera...

En las cañas estará a gusto la abeja solitaria, más pequeña que la melífera, y que carece de colmena. Polinizará flores y frutales al comienzo ya de la primavera;también en macetas bocabajo repletas de paja se pueden instalar las tijeretas, que comen grandes cantidades de áfidos. En unos troncos secos aparecerán los xilófagos (devoradores de madera), que la convierten en alimento, y en cuyos agujeros se instalarán abejas y avispas solitarias. Las primeras polinizan, y las larvas de las segundas se alimentan de áfidos. Esas mismas abejas también gustan de los agujeros en los ladrillos. Y en habitaciones muy cerradas con un pequeño agujero de abertura (unas cajas serán lo adecuado) se reproducen las mariquitas.¿Ysi no soy mañoso?

Estos mismos hoteles están a la venta en páginas web especializadas. Cuidado, no son baratos, porque la jardinería alternativa está de moda y han subido mucho los precios. Pero se puede encontrar alguna ganga.

Etiquetas