Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

El pueblo más bonito de la provincia

Anento se ha convertido en el primer municipio de Zaragoza que ha entrado a formar parte de esta red nacional. En tres décadas ha pasado de tener el 60% de las casas en ruina a estar 100% renovado.

Los colores arcillosos de las fachadas y la piedra respetan el paisaje
El pueblo más bonito de la provincia
HA

Para cada cual, su pueblo es el más bonito de Zaragoza, de Aragón e incluso de España, pero pocos pueden acreditarlo con un título bajo el brazo. Anento acaba de conseguirlo. La red de Pueblos más Bonitos de España lo ha incluido en su listado y el galardón es el primero que le llega a un pueblo de la provincia.

"Para los vecinos ya era el más bonito de España", cuenta el alcalde de Anento, Enrique Cartiel. "Es un premio al trabajo y esfuerzo de los vecinos por sacar adelante su pueblo –añade–. Pero es revisable y habrá que seguir trabajando en su cuidado".

La historia de este pequeño enclave del Campo de Daroca es un tanto atípica. En los últimos años, mientras muchos núcleos de la comarca han luchado contra la despoblación, Anento ha ganado vecinos. Hace tres décadas, la localidad apenas tenía once vecinos, las calles estaban sin asfaltar y el 60% de las casas estaban en ruina. Ahora, hay 105 empadronados (unos 35 vecinos en invierno), todas las calles empedradas, la mayoría de las casas arregladas –apenas un 3% de edificios en ruina– y hay una tienda, una oficina de turismo, un albergue municipal, un restaurante y tres casas rurales.

"Una de las primeras cosas que hice como alcalde fue aprobar la delimitación de suelo urbano", explica Cartiel. Con esto se marcaban algunas líneas generales en materia arquitectónica, como el uso de materiales como la piedra o el ladrillo, los colores arenosos, las cubiertas de teja vieja... Y así fueron poniendo guapas las calles e incluso gente que no tenía vinculación con el pueblo se afincó en él. Hoy, seis jóvenes viven de forma permanente en el pueblo, aunque acuden a colegios de Calamocha y Báguena (municipios vecinos de la provincia de Teruel). "Hace cuatro años se consolidaron las ruinas del castillo a través del 1% Cultural. Casi todo lo hemos hecho con subvenciones, estirando el dinero al máximo, aunque la mano desinteresada de muchos vecinos para hacer las cosas también ha sido fundamental", cuenta el alcalde. Pero el pueblo tiene otros atractivos: calles de estilo medieval, rincones de flores, su iglesia parroquial del siglo XII o el manantial del Aguallueve.Impulso al turismo

Este título permitirá a Anento continuar dando impulso al turismo. De hecho, la persona encargada de la gestión del albergue municipal desde hace dos años está impulsando ahora una empresa de aventura. Y en la localidad también se organizan jornadas medievales, campamentos estivales bilingües en inglés o un curso internacional de flauta travesera, que ha cumplido ya 20 ediciones y que atrae a un centenar de personas entre alumnos y profesores.

El proceso para que el pueblo se incluyera en la red de los más bonitos de España comenzó a mediados de 2014 después de que el departamento de Turismo de la comarca Campo de Daroca se lo propusiera al Ayuntamiento. "Entendían que reuníamos las características", detalla Cartiel.

A partir de ahí se pusieron a trabajar en ello y fue en la última edición de la Feria Internacional de Turismo (Fitur) cuando se conoció la inclusión de Anento en este listado en el que hasta entonces había 24 municipios de siete comunidades autónomas, todos de menos de 15.000 habitantes y que tienen un especial interés tanto paisajístico como cultural. Santillana del Mar (Cantabria) o las localidades de Albarracín y Cantavieja (Teruel), también forman parte de esta red.

Ni siquiera les ha dado tiempo aún de colocar el cartel que acredita su título y que dará la bienvenida a la localidad, pero Anento es ya en el corazón de sus vecinos (y también en esta red) uno de los pueblos más bonitos de España.

Etiquetas